30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Puerto cede tres tinglados de Gandia para un gran centro de investigación oceánica

En estos momentos se analiza el ruido submarino en las aguas territoriales españolas

El tramo central de los tinglados del puerto de Gandia, con la característica torre del reloj, en una imagen reciente. | RAFA ANDRÉS

El tramo central de los tinglados del puerto de Gandia, con la característica torre del reloj, en una imagen reciente. | RAFA ANDRÉS

La Autoridad Portuaria de València (APV) va a ceder a la Universitat Politècnica de València (UPV) tres tinglados del puerto de Gandia para que pueda instalar allí un laboratorio de hidroacústica. La cesión, que en estos momentos se está tramitando, sería por un periodo de diez años y afecta a una superficie cercana a los mil metros cuadrados repartidos en los tinglados números 8, 9 y 10, en la franja central de la hilera de estas singulares naves que dibujan el muelle sur de la dársena gandiense. La petición de la UPV se produce con vistas a poder ampliar sus instalaciones dedicadas a la investigación marina.

Fruto de un acuerdo promovido por el Campus gandiense de dicha universidad, desde 2010 funciona una Unidad Mixta con el Instituto Español de Oceanografía (IEO) que ha llevado a cabo importantes proyectos científicos.

Ahora esa colaboración no solo se mantiene, sino que se amplía con más presencia internacional, en parte gracias a la reciente incorporación de la UPV al proyecto europeo Life Intemares, que coordina la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y que estudia métodos para la ampliación de los espacios marinos protegidos y su gestión eficaz. Las iniciativas en las que participa la UPV tendrán una duración de 4 años, hasta el 31 de diciembre de 2024.

Desde hace años, la UPV dispone de dos tinglados del puerto de Gandia dedicados a la investigación marina, pero la expansión de los estudios ha motivado la petición de que ampliar las instalaciones con otra nave. Además, con el fin de disponer de un espacio compacto, los tres tinglados estarán juntos.

Según el catedrático Víctor Espinosa, del departamento de Física Aplicada de la UPV e integrante del equipo humano del Instituto de Investigación para la Gestión Integrada de Zonas Costeras, desde este espacio en el puerto gandiense se llevan a cabo estudios de acústica submarina. Entre otros campos, en la observación del medio marino se analiza el «ruido» ambiental que genera la actividad humana, como la navegación, las prospecciones o el uso de sondas y radares, que son de gran utilidad para el conocimiento del medio marino.

Ahora, con el proyecto europeo Life Intemares, desde Gandia, en coordinación con otros centros investigadores, se analizan las especies que viven en grandes espacios naturales marinos para extraer datos que contribuyan a una gestión más eficiente de los mismos. En el momento actual ya se está trabajando en las islas Columbretes, cerca del litoral de Castelló, y en la costa del Escarpe de Mazarrón (Murcia).

Para Víctor Espinosa resulta de especial interés que la UPV y el IEO, que hace diez años crearon la primera Unidad Mixta de Investigación con un centro politécnico, se embarquen en proyectos de larga duración. Entre las investigaciones que ahora tienen en marcha figura el diseño y configuración de vehículos submarinos no tripulados y sistemas que permitan realizar cartografías de alta resolución del medio y el fondo submarino.

En el proyecto Life Intemares, que arrancó en 2017, participan más de 770 organizaciones que se coordinan para conseguir que el aumento de áreas marinas protegidas incluya una mejora de su conocimiento. Además de la UPV y el IEO, están la Dirección General de Biodiversidad, Bosques y Desertificación del Ministerio de Transición Ecológica, la Confederación Española de Pesca o dos organizaciones no gubernamentales con amplia experiencia en la conservación de la biodiversidad marina, como son SEO/BirdLife y WWF España.

Compartir el artículo

stats