30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tavernes oficializa la senda dedicada a una joven vecina fallecida en 2016

El ayuntamiento instala la señalización con ayuda del Centre Excursionista con el nombre de «Sendeta d’Ester»

Colocación de la señalización de la senda en homenaje a Ester Talens. | LEVANTE-EMV

Colocación de la señalización de la senda en homenaje a Ester Talens. | LEVANTE-EMV

«Ester estará super emocionada». Son las primeras palabras que pronunció la familia de Ester Talens Moreno cuando el Ayuntamiento de Tavernes de la Valldigna confirmó que el camino que lleva al rincón de la montaña de l’Ombria de este municipio donde reposan las cenizas de la joven vecina y que con tanto mimo cuidan sus amigos y familiares ya lleva oficialmente su nombre.

Como ya publicó en su día este periódico, los allegados de esta vecina de Tavernes fallecida en accidente de tráfico solicitaron al ayuntamiento que aquella senda, hasta ahora llamada de «Xamarila» pasara a ser oficialmente la «Sendeta d’Ester»

El ayuntamiento, en principio y según informaron en aquel momento a este periódico, aceptaba la propuesta pero faltaba la confirmación oficial. Esta llegó hace unos días cuando el consistorio recibió la señalización que ya incluía la nueva nomenclatura. Ayer mismo, miembros del Centre Excursionista de Tavernes, que colaboran con el consistorio vallero en la preservación del espacio rural de la localidad, instalaron la señal que indica el camino por el que se llega a la «Sendeta d’Ester», como ya se puede leer también en una caseta que hay en aquel lugar y que ha sido decorada con «trencadís» por el grupo de familiares y amigos de la joven, que agradecen la implicación de la concejala de Medio Ambiente, Mónica Palomares, que también estuvo presente ayer en la colocación de la señal.

Lo cierto es que desde que se conoció la iniciativa ya ha sido mucha la gente que se ha acercado hasta aquel punto de la montaña de la Ombria para conocer el lugar donde descansan las cenizas de Ester en un monolito construido expresamente y coronado por un árbol creado por el artista local Jesús Martín-Lorente «Chule».

Ester Talens Moreno falleció el 23 de octubre del 2016 cuando, debido a la niebla, un coche invadió el carril por el que circulaba.

Su familia quiso que aquel lugar en el que Ester había pasado su infancia se convirtiera en un espacio en su honor, un homenaje a quien tanto amó la naturaleza.

Además de ser un lugar de visitas próximo al casco urbano, la «Sendeta d’Ester» pretende cumplir una función social, aunando la pasión de la joven fallecida con su labor como trabajadora social. Por ello, acuden a conocerlo colectivos que trabajan con adultos y menores con discapacidad para reconocer la «Sendeta d’Ester» como un proyecto de igualdad e integración.

Además de este camino, el ayuntamiento vallero ha señalizado otras sendas del entorno de la Ombria.

Compartir el artículo

stats