Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gandia también retirará las ayudas económicas a las fallas que no planten este año

Las comisiones recibieron 60.000 € el año pasado

Trabajos de «plantà».
de una falla de Gandia.
Ximo Ferri.

Trabajos de «plantà». de una falla de Gandia. Ximo Ferri.

Las fallas de Gandia que no planten sus monumentos en la fecha en la que se decida la celebración de las fiestas dentro de este año perderán su subvención, como ya ha advertido la Junta Central Fallera que ocurrirá también en València. Así de tajante se mostró ayer, a preguntas de este periódico, el concejal delegado de Fallas, José Manuel Prieto.

Es una clara advertencia a aquellas comisiones que, o bien tengan la idea de objetar en el caso en el que se decida, en una reunión que tendrá lugar la próxima semana, fijar del 1 al 5 de septiembre próximos las fechas para desarrollar los festejos, o bien pretendan salir a la calle con algunos ninots y no con el monumento al completo para cumplir el trámite y fijarse como objetivo las fallas del 2022.

Prieto recordó que la subvención de 60.000 euros que el año pasado otorgó el ayuntamiento a las fallas de la ciudad tenían como finalidad «la continuidad de la fiesta» y eso conlleva que si hay una fecha asignada para que se organicen las actividades y cerrar el año 2020 que quedó pendiente se tienen que plantar los monumentos.

El edil recordaba que no se trata de un capricho de la administración, sino que es una cuestión de cumplir la ley. Cada ayuda municipal que se otorga a cualquier entidad no se firma sin más, sino que va apoyada por un decreto argumentado y tiene un carácter finalista, por lo que si alguna comisión decidiera no utilizar ese dinero y guardárselo para disponer de más liquidez en años próximos «servicios jurídicos del ayuntamiento debería estudiar el caso», explicaba el edil, y, probablemente, tendría que retornar el dinero.

Algunos presidentes consultados por este periódico defienden la postura del Gobierno local ya que, como explican «hemos estado un año peleando para que nos dejaran celebrar las fiestas y ahora que ya nos han dicho cómo y cuándo no tendría sentido no quemar los monumentos, todo el trabajo quedaría en entredicho», explicaba uno de ellos que prefiere mantener el anonimato. Además, recuerdan que no solo se ha ayudado a las fallas con recursos públicos a nivel económico sino con cuestiones logísticas.

Fuentes municipales consideran que la fecha elegida para la celebración de las fallas en València, del 1 al 5 de septiembre, debería asumirse como «oficial», una afirmación que anima a los falleros y las falleras a que fijen esos días para realizar las actividades.

Algunos representantes falleros, miembros de varias fallas y diferentes comisiones empezaron a publicar en sus perfiles de redes sociales una imagen con el mensaje «Per a tornar hi ha que cremar», en clara referencia a que para poner fin a un año y poder iniciar un nuevo ejercicio es necesario que se dejé atrás definitivamente el 2020, incluidos los monumentos.

No habrá fecha alternativa a principios del mes de septiembre. En Gandia, o se celebran esos mimos días que ha elegido València o directamente se trasladarán a marzo del 2022.

Eso fue lo que decidieron los presidentes de las 23 comisiones de la ciudad en una reunión que tuvo lugar la noche del pasado martes. Las fallas entienden que no hay margen para celebrar las fiestas en otra fecha que no sea la primera semana de septiembre, toda vez que Gandia tiene la Fira i Festes a finales de ese mismo mes y después viene el 9 d’Octubre y otras festividades.

Así pues, durante esta semana, las comisiones reflexionarán sobre aquello que consideran más idóneo. La presión de poder perder la subvención municipal también jugará un papel relevante a la hora de elegir.

Según ha podido saber este periódico, aunque ahora son las ejecutivas de cada comisión las que deben pronunciarse, en el encuentro del martes ya hubo ciertos posicionamentos. Es cierto que hay una mayoría que agoba por fijarlas entre el 1 y el 5 de septiembre pero también surgieron voces, no pocas, que mostraron su predisposición a desplazar la fecha a marzo del año próximo.

La respuesta llegará en una semana y se hará mediante votación en una asamblea presencial a la que acudirán los represetnantes de las comisiones y de la Federació de Falles de Gandia.

Además de muchas fallas, otras voces que están pidiendo que se celebren las actividades cuanto antes son los empresarios y las empresarias que trabajan entorno a la fiesta, tras más de un año parados.

Compartir el artículo

stats