Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PP denuncia el «abandono» de Kentucky y el Gobierno se reúne con los vecinos

Soler y Martí revelan numerosas deficiencias y fuerzan a los responsables municipales a mover ficha para acabar con los problemas

La reunión del Gobierno local y los vecinos, ayer.                                     | ÀLEX OLTRA

La reunión del Gobierno local y los vecinos, ayer. | ÀLEX OLTRA

El Partido Popular de Gandia denunció ayer, en boca de los concejales Víctor Soler y Daniel Martí, «el abandono y la desidia del Gobierno que preside Diana Morant con los vecinos de la urbanización Kentucky de la playa». Soler y Martí, reivindicando la política de «pisar la calle», describieron el panorama que se encontraron en una visita a esa zona, «en la que los vecinos llevan años reivindicando numerosos problemas, sin que hayan sido tenidos en cuenta».

Víctor Soler, en un cruce de la carretera sin paso de viandantes. | LEVANTE-EMV

El PP señaló que no hay señalización para entrar en la urbanización y que en algunas calles «es difícil transitar» porque «el abandono es patente, al existir vallas perpetuas de restos de obras». También hay contenedores de basura sin tapa, peligrosas trapas abiertas en las calles o parques, falta de limpieza y desinfección de la zona o abandono total de los parques y jardines, «lo que ayuda a la presencia del mosquito tigre, ratas y cucarachas que afectan a los vecinos».

Soler y Martí también señalaron que las obras del nuevo bulevar de la carretera Nazaret-Oliva, a cargo de la Diputación de Valencia, «son un completo despropósito en cuanto a la señalización, difícil acceso para los vecinos con movilidad reducida» o que algunos tramos «se utilizan como pista de carreras para evitar los semáforos». También hay pasos de cebra «fantasma», sin pintar y sin posibilidad de acceso para carritos de bebé o personas con movilidad reducida.

El portavoz popular, Víctor Soler, recordó que hace dos semanas hubo allí un homicidio entre dos personas que vivían de okupa, y se preguntó «qué más tiene que pasar para que Diana Morant se interese por sus vecinos», sobre todo en el sentido de poner más presencia policial y mediación porque, según aseguró, allí se producen frecuentemente «altercados y peleas de gallos, cría de gallinas y menudeo de drogas».

«Preocupación» en el gobierno

Casi al mismo tiempo que se producía la denuncia del PP sobre la urbanización de Kentucky representantes del Gobierno de Gandia mantenían una reunión con mandos policiales de la ciudad y representantes de los vecinos para abordar soluciones.

Según señalaron en una nota de prensa el presidente de la Junta de Distrito de la Playa y el concejal de Seguridad, Ferran Martínez y Nacho Arnau, respectivamente, «hemos abordado temas relativos a la seguridad, ya que somos conscientes de que preocupan enormemente al vecindario a raíz del último incidente», y añadieron que ya ha comenzado a ejecutarse el nuevo plan de señalización para el barrio que se acordó en la reunión de la última Junta de Distrito.

«Igualmente se irán desplegando los planes y compromisos establecidos con los vecinos relativos a temas de servicios básicos, como es el caso de la recogida de basura y de la limpieza, y también del mantenimiento de los jardines», señaló Martínez.

Por su parte Nacho Arnau no ocultó «nuestra preocupación como ayuntamiento por la okupación ilegal de determinadas viviendas en esta barriada», y dijo que desde el consistorio se han iniciado tres vías de actuación.

En primer lugar, la policial, con el compromiso de se mejore la seguridad en la zona.

En segundo lugar, la judicial, que irá dirigida, según Arnau, a que «en la medida de lo posible, intentaremos que los titulares de determinadas viviendas reinicien los procedimientos adecuados» para que se lleve a cabo el desalojo de los inmuebles, mayoritariamente de bancos, que han sido okupados por algunas personas que causan molestias.

Y, en tercer lugar, Arnau concluyó que también se han iniciado gestiones para acentuar la labor de los Servicios Sociales municipales y garantizar la salubridad de esa zona.

Compartir el artículo

stats