Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La población mayor de 65 años supone casi un 25% en los pueblos del interior de la Safor

El 30% de los vecinos y vecinas de Barx ya está en la tercera edad, mientras que los núcleos con menor porcentaje son las zonas de expansión de Gandia y las urbanizaciones del sur

Varias personas,
a la puerta de una   
casa en Barx | . X. FERRI

Varias personas, a la puerta de una casa en Barx | . X. FERRI

La Safor envejece de forma imparable. Así lo reflejan los datos del padrón de los últimos años, en los que el número de vecinos y vecinas mayores de 65 años no ha dejado de crecer. En el 2020 volvía a registrar un incremento y se alcanzaba la cifra récord de 33.603 personas que superaban esa barrera. Eso significa que el 19,2% del total de la población se encuentra en el umbral de la tercera edad.

Los datos, revelan, además, que donde más se está cronificando la situación de envejecimiento es en los municipios de interior y especialmente en los más pequeños. Solo hay que ver la cifra de Barx. Un estudio experimental del Instituto Nacional de Estadística (INE) apunta que el 30% de los vecinos y las vecinas empadronadas en esta localidad tienen más de 65 años. Es la localidad con mayor porcentaje.

Esta situación está directamente relacionada con el fenómeno de la despoblación. No en vano, otros municipios con un alto porcentaje de personas de la tercera edad hace ya tiempo que vienen evidenciando esa mengua de padrón . Es el caso de Almiserá, con un 28% de vecinos y vecinas mayores de 65, Benifairó de la Valldigna, con un 25%, Llocnou de Sant Jeroni, que roza el 25%, Ròtova, con un 25,4%, Simat con un 24,4%, Alfauir (23,6%), La Font (23,5%), Palma de Gandia (23%) o Rafelcofer (22,7%).

En el caso de los tres municipios más grandes, la estadística permite conocer la situación diferenciada por distritos. En Gandia, por ejemplo, la zona entre la avenida de les Germanies y el parque Sant Pere es la más envejecida, con un 29,2%. Le siguen el entorno de la plaza del Prado y el de la calle Ferrocarril d’Alcoi, con 26,3% y 25,9% respectivamente. El hecho de ser una gran ciudad permite curiosos contrates y es que en la misma capital comarcal está la zona con el menor porcentaje de personas de esa edad de toda la comarca de la Safor, que es la que se encuentra en el entorno del Museu Faller, donde las viviendas son relativamente nuevas, con un 9,9%. En Benipeixcar hay un 14,6% de mayores de 65, un 15,2% en la zona de Beniopa-Passeig o un 12,9% en la playa.

En el caso de Oliva se aprecia que la tendencia es a que las urbanizaciones del sur, donde se encuentra Oliva Nova, son las que acumulan un menor porcentaje de personas mayores de 65%, entorno a un 14%, lo que contrasta con el 23,1% del resto de la playa, por ejemplo.

Tavernes de la Valldigna tiene la segunda zona de la comarca con mayor porcentaje de población de la tercera edad. Es su calle Major, con un 30,3%. En cambio, parte de su centro, desde la plaza hasta la avenida de les Germanies y después la urbanización Vergeret representan el núcleo de menor envejecimiento de la localidad, con un 15,2% de personas mayores.

El mapa del INE sobre el porcentaje de población mayor de 65 años en España permite desentramar el comportamiento sociológico de la comarca de la Safor.

De ese modo, se puede apreciar que son los municipios de costa y aquellos que están más próximos a Gandia los que presentan un menor porcentaje de población de la tercera edad.

Este fenómeno se debe a dos factores: en primer lugar que muchos jóvenes adquieren o alquilan viviendas en la costa para vivir todo el año y, en segundo, que muchas personas que provienen de familias de Gandia de toda la vida huyen del bullicio de la ciudad y buscan refugio en municipios próximos, en los que fijan su residencia, especialmente en urbanizaciones del ensanche de los pueblos, y eso les permite vivir más tranquilos, al tiempo que pueden acudir cada día a trabajar a Gandia en poco tiempo.

Así, Guardamar de la Safor presenta apenas un 10% de población menor de 65 años, mientras que Xeraco registra un 14%. La playa de Gandia tiene un 12%, mientras que otros municipios del litoral con un porcentaje más equilibrado son Miramar, con un 16,3%, Piles, que tiene un 17,3%, o Daimús con un 17,2%.

En el entorno de Gandia, alejadas de la costa, Beniflà es el ejemplo más claro de esa dispersión comarcal, con un 11% de personas mayores. Palmera, que tienen un porcentaje del 14% de personas mayores de 65 años, nmientras que Almoines registra un 14,5 y el Real de Gandia y Beniarjó registran un 16,6%. Benirredrà, por su parte, aunque está pegada a Gandia, presenta un porcentaje más alto, con un 18%.

La costa y el entorno de Gandia, las zonas con menos mayores

Beniflà es la localidad con menor porcentaje de personas mayores, con un 11%

T.á.c. Gandia

Compartir el artículo

stats