Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Compromís de la Safor se queda solo en el rechazo al proyecto de prolongación de la CV-60

La dirección comarcal de los nacionalistas se suma al posicionamiento de la alcaldesa de Potries y pide diálogo para buscar una alternativa que aproveche las infraestructuras existentes

Un camión circula por la carretera CV-60 a su paso por la Safor. | XIMO FERRI

Un camión circula por la carretera CV-60 a su paso por la Safor. | XIMO FERRI

El proyecto de prolongación de la CV-60 entre Gandia y Palma de Gandia, que incluye conexiones con la N-332 y la Ap-7, va camino de convertirse en otro de esos temas que genera una controversia política de complicada salida, que incluso podría generar fricciones entre partidos que comparten gobiernos en diferentes municipios de la comarca.

Compromís se ha quedado solo en su rechazo a la infraestructura, cuyo anteproyecto está en estos momentos en periodo de información pública por parte de la Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad para que se puedan presentar alegaciones.

La primera en pronunciarse públicamente en contra, hace unas semanas, fue la alcaldesa de Potries, la nacionalista Assumpta Domínguez, que criticaba que la construcción de un vial con cuatro carriles y varias rotondas y conexiones supondría la destrucción de la huerta. Prácticamente los mismos argumentos que entonces esgrimía Domínguez, de los que se hizo eco este periódico, han sido asumidos por la dirección comarcal de Compromís, que, tras una reunión celebrada esta misma semana, ha hecho público su rechazo al proyecto.

Fue la cooridnadora en la Safor, Jacinta Rubio, quien ayer, a preguntas de Levante-EMV, verbalizó la postura de la formación nacionalista. «Estamos a favor de la conexión de las Comarcas Centrales pero en contra de esta infraestructura», indicaba de forma tajante. Rubio recuerda que la obra va a suponer «una solución irreversible» y por ello cree que «hay que replantearse el proyecto, hablar, porque se pueden aprovechar las infraestructuras que ya existe, ampliándolas y mejorándolas», indicaba.

Los nacionalistas creen que «volver a poner asfalto y hormigón no es la solución ni una política del siglo XXI». Desde Compromís consideran que «merece la pena sentarse y dialogar» y proponen soluciones como la apertura de accesos a la Ap-7 por ejemplo en Bellreguard, Tavernes o el Real de Gandia, que consideran que tendrían menor impacto en la huerta.

El posicionamiento de Compromís es totalmente opuesto al del resto de partidos, especialmente el PSPV, socio de gobierno en Gandia y otras localidades de la comarca, cuya postura es favorable a la construcción de este vial. Está previsto que la dirección comarcal de los socialistas se pronuncie hoy públicamente tras una reunión la tarde de ayer.

También el PP ha mostrado su apoyo a la construcción de esta infraestructura, un proyecto reivindicado desde hace años, que también ven con muy buenos ojos los empresarios de la Safor. El coordinador comarcal, Avelino Mascarell, aseguraba ayer que «estamos a favor del proyecto». El consorcio de las Comarques Centrals Valencianes también se ha mostrado a favor.

Compartir el artículo

stats