Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Quinientas personas contra la prolongación de la CV-60 en la Safor

La Plataforma per l'Horta remitirá alegaciones a la Generalitat

Una imagen de la manifestación de ayer domingo contra el proyecto de la Generalitat

Una imagen de la manifestación de ayer domingo contra el proyecto de la Generalitat sergi sapena

Alrededor de quinientas personas participaron en la tarde de ayer, domingo, en la manifestación contra la prolongación de la autovía CV-60 entre Palma de Gandia y Gandia, un proyecto que la Conselleria de Política Terrritorial, Obras Públicas y Movilidad acaba de sacar a información pública.

Los asistentes, buena parte de ellos de los municipios de la Safor más afectados por ese proyecto, Potries, Beniarjó, Beniflà, Almoines y Gandia, fueron convocados por la Plataforma per l’Horta de la Safor, discurrió entre el colegio Sant Marc de Beniarjó y la entrada de Almoines. Durante el recorrido profirieron consignas y mostraron pancartas en favor de la defensa de la huerta y contra el conseller de Política Territorial, Arcadi España.

Entre los representantes políticos, numerosas caras conocidas de Compromís, entre ellos la alcaldesa de Potries y concejales de varios municipios, así como de Esquerra Unida y Podemos, formaciones que, de una u otra manera, han mostrado su rechazo a esta obra.

Antes de la salida de la marcha, que discurrió bajo un fortísimo calor, los convocantes repartieron un pliego común de alegaciones para que los interesados puedan firmarlo y presentarlo a la Conselleria de Política Territorial. En ese documentos se argumenta que la prolongación de la autovía, que discurriría por la franja de terreno situada entre Potries, Beniflà, la Font d’en Carròs, Beniarjó, Rafelcofer, Almoines, Gandia y Bellreguard, es “totalmente desproporcionada e innecesaria”, que supondrá “un daño medioambiental irreparable”, con un incremento del nivel de ruido en los municipios más cercanos, “un ataque al patrimonio social y cultural”, incluyendo la “destrucción del sistema de regadío tradicional”m de la Safor, o que su tramitación se ha hecho “de forma poco transparente” y “sin un proceso de participación vecinal efectivo”.

A partir de esta semana se espera que los ayuntamientos comiencen a redactar sus alegaciones para remitirlas a la Generalitat. La prolongación de la autovía CV-60 se reclama por parte de ayuntamientos, Mancomunitat de la Safor y entidades empresariales, entre otras, desde hace años, y su actual diseño ya fue presentado el diciembre de 2017 por la entonces consellera de Obras Públicas, María José Salvador.

Compartir el artículo

stats