Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Quince detenidos de una banda de traficantes de droga asentada en Xeraco

El grupo, muy bien organizado, distribuía cocaína y otras sustencias en Gandia, Miramar, Oliva y Vilallonga

La Policía Nacional ha desarticulado una banda criminal dedicada a introducir y distribuir cocaína en la comarca de la Safor y ha detenido a quince personas, de las que cinco han ingresado en prisión tras haber prestado declaración ante la autoridad judicial.

La operación policial se ha saldado con la detención de 12 hombres y tres mujeres, de origen español, y la intervención de 1,2 kilos de cocaína, 15 kilos de marihuana, 24.700 euros y 13 vehículos, entre otros efectos, según ha informado la Policía Nacional.

Las investigaciones por parte del grupo de Drogas y Crimen Organizado de la Comisaría de Gandia comenzaron tras detectar los agentes a pequeños traficantes que distribuían cocaína a consumidores finales en las localidades de Gandia, Miramar, Oliva y Vilallonga. Todos ellos acudían a Xeraco, donde realizaban las compras a un grupo.

Los policías averiguaron que este grupo criminal se habría asentado en esta localidad de la Safor y disponía de varios inmuebles que presuntamente eran empleados como puntos de distribución y custodia de cocaína de gran pureza.

Los miembros de la organización se dedicaban de forma exclusiva a la distribución de sustancias estupefacientes y tenían diferentes roles. Unos se encargaban de esconder la droga, otros la vendían, y los máximos responsables de la organización acordaban la compra de cocaína a otro grupo asentado en València.

Los responsables de la organización mantenían un control férreo de su actividad y empleaban sistemas electrónicos para detectar la presencia policial.

De los detenidos, solo dos de ellos tenían antecedentes policiales relacionados con el tráfico de estupefacientes, y para cinco se ha decretado el ingreso en prisión.

Hace varias semanas, cuando tuvo lugar la operación en las calles de Xeraco, numerosos curiosos comprobaron el amplísimo dispositivo policial que se había montado para detener a los autores.

Compartir el artículo

stats