Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Jacinta Rubio

«Quiero unir al equipo de Estela y, si no es posible, diálogo y diálogo»

La dirigente asegura que, pese a las últimas discrepancias, la relación entre Compromís y el PSPV en Gandia es buena y cree que mejorará con el cambio de alcaldía

La secretaria comarcal de Més Compromís (Bloc), Jacinta Rubio, en la plaza Escola Pia de Gandia. | T. Á. C.

La secretaria comarcal de Més Compromís (Bloc), Jacinta Rubio, en la plaza Escola Pia de Gandia. | T. Á. C.

¿Es posible unir a Més Compromís a nivel comarcal tras un congreso dividido?

Sí, sí, de hecho mi discurso tras salir reelegida fue en esa línea de intentar integrar a personas que formaban parte del equipo de Estela Sanchis porque, al final, todas y todos formamos parte del mismo proyecto. La otra vez ya le planteé a Jordi Puig y su equipo la integración. No fue posible pero espero que en esta ocasión sí que se produzca porque Estela ha formado parte de mi ejecutiva y espero que dé el paso y se integren porque aquí no sobra nadie, sino que faltan todos.

Pero, ¿dónde están las diferencias?

Realmente son de sensibilidad, porque no he visto una gran diferencia de contendido ideológico. De hecho, mi propuesta, antes de presentar mi candidatura, era la de hacer una integración del 50-50, tanto en el Consell Nacional como en la ejecutiva. Lo intentamos hasta el último momento, por eso no presentamos la candidatura hasta el día antes del congreso. Estamos en una comarca que tiene muchos retos por delante en los que ya vamos con retraso, como el cambio climático o la pandemia, y ante una cita electoral que ya está ahí, para la que quedan menos de dos años.

¿Cómo se gestiona esa división interna una vez acaba el congreso?

Lo primero que vamos a hacer es intentar integrarlos.

¿Y si no es posible?

Pues diálogo, diálogo, diálogo y diálogo y sacar adelante las propuestas por consenso en las asambleas, es la única forma.

Para que la ciudadanía lo sepa. ¿Cuál es la función de la ejecutiva comarcal de un partido?

Es la que fija la política que se hará en el comarca, siempre en consonancia con la de país, no vamos a hacer nada que sea diferente. Hay temas estrictamente comarcales como la regresión de nuestras playas, y ahí pones en conjunto a todos los colectivos y logras una postura común. El caso de la CV-60, por ejemplo, sin una ejecutiva comarcal no se habría podido producir esa unanimidad entre todos los colectivos porque hay pueblos que les afecta de diferente forma. Y, sobre todo, el de ayudar a todos los colectivos. Hay algunos muy fuertes como Gandia, Oliva y Tavernes, que van solos, pero los más pequeños necesitan apoyo jurídico e institucional. Hay alcaldías nuevas, como por ejemplo la de Rafelcofer, que ha necesitado de nuestra ayuda o la de Almiserà. También apoyamos a las concejalías que están en la oposición y entran por primera vez, esa es también otra función de la ejecutiva comarcal.

¿Cómo se gestiona ese mayor peso que ejercen los colectivos más grandes a nivel comarcal?

Lo que hemos hecho esta vez también es poner a mucha más gente en la ejecutiva de todas las edades y del máximo posible de poblaciones para poder tener una visión de esas diferencias que existen. El sector joven para nosotros es muy importante y por eso hemos incluido a muchos jóvenes en la ejecutiva. Tenemos varias generaciones representadas, desde los 22 años, hasta el más mayor, de 71, y de todas las poblaciones que hemos podido, porque no es lo mismo la problemática de las playas del sur y Tavernes que la que puedan tener las poblaciones del interior. Hemos integrado a personas del máximo de poblaciones para que nos aporten esa visión y detectar allá donde hay problemas.

Su candidatura representa el ala crítica de la ejecutiva nacional del Bloc, elegida hace solo unas semanas con Àgueda Micó al frente. ¿No temen que les arrinconen?

Tampoco somos el ala crítica. Tenemos una forma diferente de ver las cosas pero a la hora de trabajar la fidelidad de cualquier persona militante de Mes Compromís es incuestionable. La colaboración siempre ha estado presente en todos los ámbitos. Presentamos dos candidaturas al Congreso Nacional, yo aposté por la de mi amigo y alcalde Àlex Ruiz, ganó Àgueda Micó y Àgueda Micó es mi secretaria general. El Bloc tiene una tradición democrática muy grande.

¿El secretario comarcal del PSPV, Voro Femenia, le ha felicitado?

¿Es buena la relación con los socialistas de la Safor tras las recientes discrepancias por la CV60?

Las relación siempre ha sido fluida y buena. Creo que nunca se debe perder. También tengo buena relación con el coordinador comarcal del PP, Avelino Mascarell, que es mi alcalde (Xeraco) y también me felicitó.

Precisamente sobre la CV60, a pesar de que la ejecutiva comarcal se ha mostrado en contra del proyecto, hay alcaldes que sí que están a favor.

No a favor del proyecto. Hay alcaldes que lo que quieren es una solución, que nosotros también defendemos, a la problemática que tienen con el paso de la N-332 al paso por sus poblaciones. Nosotros no estamos en contra de que se conecten las Comarques Centrals, estamos en contra del proyecto tal como se han presentado. Creemos que hay alternativas y estamos trabajando para ello y alternativas que pasan por solucionar la problemática de la N-332 a su paso por l’Alqueria, Bellreguard o Palmera.

¿Cómo valora los pactos con los socialistas en la comarca?

Hemos tenido dificultades en algunos lugares, como el caso de Palma de Gandia, que fue un poco traumático y los otros funcionan bien. El de Bellreguard en diciembre se producirá el relevo, en Almiserà ya se ha producido y muy bien. El último pacto que se produjo, el de Tavernes, pues muy bienvenido.

¿Y Gandia?

Veremos qué ocurre después de que la alcaldesa haya asumido el cargo de ministra. Supongo que la relación continuará bien.

Últimamente era un poco tensa. ¿Cree que el cambio en la alcaldía puede ayudar a relajar la situación?

Era tenso, pero es normal que haya tensiones, son partidos diferentes. Creo que ahora mejorará, tengo esa sensación.

¿Por qué Compromís ha mostrado cierta tibieza en el intento de compra de un edil de su partido a otro en Palma?

Es que no hay un intento de compra, es un intento de llegar a un acuerdo con una persona que, siempre y cuando su partido la readmitiera,

se produciría un cambio de gobierno.¿Y si la Justicia dice que sí que hubo intento de compra?

Yo dudo que lo diga porque no es un intento de compra.

¿Pero si dice que sí?

Ya se verá lo que se tenga que hacer. Yo conozco personalmente a esas personas y sé que no hubo ninguna intención de compra. Las palabras y la forma de expresarse y se malinterpretaron.

¿Temen que la extrema derecha llegue a las instituciones en la comarca?

Yo creo que en la Safor lo tiene muy difícil. Si llegara, podría ser en las ciudades pero yo creo que en esta comarca lo tiene muy muy complicado, incluso hacer listas.

Compartir el artículo

stats