Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gandia redescubre a los «revolucionarios» de les Germanies

El ayuntamiento homenajea a quienes se rebelaron contra la nobleza y a los progresistas que, en el siglo XIX, resucitaron y reivindicaron su gesta

Toni Ordiñana, Jesús Alonso, Liduvina Gil y Nahuel González, ayer al inaugurar la placa conmemorativa en homenaje a quienes dedicaron el paseo de Gandia a les Germanies.    | NATXO FRANCÉS

Toni Ordiñana, Jesús Alonso, Liduvina Gil y Nahuel González, ayer al inaugurar la placa conmemorativa en homenaje a quienes dedicaron el paseo de Gandia a les Germanies. | NATXO FRANCÉS

En 1550, unos 240 años antes de la Revolución Francesa, en aquel viejo Reino de València un grupo de avanzados a su tiempo intentó limitar el poder de la realeza y la nobleza. Primero intentaron «negociar» para evitar la guerra, pero la historia, como tantas otras veces, derivó en un enfrentamiento, una guerra civil que tuvo uno de sus episodios más notables en la llamada Batalla del Vernissa, disputada entre nobles y «revolucionarios», que aquí se llamaron «agermanats», en las inmediaciones del cauce de ese río. El suceso tuvo lugar aproximadamente entre Palma y Ròtova. La batalla la ganó lo que hoy sería el bando progresista, pero la guerra, al final, cayó del lado de los nobles y los reyes, y, también como casi siempre, después siguió una dura represión, con ejecuciones, exilios y castigo para los «agermanats» y sus aliados.

Con los gobiernos y la doma decisiones en manos del bando vencedor, las «germanies» fueron forzosamente olvidadas. No resultaba conveniente hablar y divulgar aquel ejemplo de rebelión para evitar inculcar el «germen» revolucionario.

Pero, como también pasa a veces, llega un momento en que alguien echa la vista atrás, recuerda episodios históricos y rememora, con homenajes incluidos, a sus protagonistas. Eso ocurrió, a finales del siglo XIX, con los partidos progresistas y liberales que, en la Comunitat Valenciana, redibujaron les «germanies», difundieron que los «agermanats» lucharon por sus mismas ideas y situaron a los cabecillas en su mismo bando.

Es en ese contexto que, el 20 de mayo de 1884, el pleno del Ayuntamiento de Gandia, en manos de los progresistas, decidió cambiar el nombre a la plaza del Cuartel y rebautizarla con el sugerente de «les Germanies», como también hicieron otros ayuntamientos, entre ellos los de València y Tavernes de la Valldigna.

En Gandia, sin embargo, de aquella plaza del Cuartel surgiría, poco a poco, un paseo que, con los años, se convertiría en una de las imágenes urbanas más llamativas y queridas de los gandienses. Y los «agermanats» recibieron tanto cariño entre la clase política de la capital de la Safor que, décadas después, con la llegada de la democracia que puso fin a la dictadura franquista, «su» paseo fue ganando espacio y se retiraron los nombres que seccionaban esa importante vía de la ciudad. Así, los tramos llamados del Cabo Pastor, Doctor Gómez Ferrer y Lluís Belda, desaparecieron del callejero gandiense para entregar todo el protagonismo a los reivindicados «rebeldes» que protagonizaron las «germanies». De manera que hoy el paseo alcanza casi un kilómetro y medio de espacio arbolado y es, salvo la playa en verano, el espacio más transitado por los viandantes de dentro y de fuera de Gandia.

Quinientos años después de la Batalla del Vernissa y de les «Germanies», y 137 después de aquel primer homenaje decimonónico de los progresistas de la ciudad, el Ayuntamiento de Gandia vuelve a reivindicar aquel intento de acabar, o al menos limitar, el régimen feudal que incluyó el saqueo del Palau Ducal y la huida de la ciudad de quien sería su duque, nada menos que Francisco de Borja.

Ayer responsables municipales colocaron en el mismo paseo, esquina con la calle del Duc Alfons el Vell, una placa que rinde dos homenajes. En primer lugar, como es obvio, a los «agermanats» y, en segundo, a quienes, en el siglo XIX, reivindicaron su gesta y pusieron su nombre a la que, en algunos aspectos, es la principal calle de la ciudad.

Exposición en el Arxiu Històric y ciclo de conferencias

No solo de placas vive la historia, y por eso, además de colocar el rótulo bien visible en el paseo, el Ayuntamiento de Gandia ha organizado una exposición sobre les Germanies que podrá visitarse durante meses en el vestíbulo del Arxiu Històric. La muestra está conformada por documentos procedentes del propio archivo municipal y del Archivo de la Nobleza y que, de una u otra manera, aluden a aquel episodio histórico. Para los meses de octubre, noviembre y diciembre ya se anuncia una serie de conferencias con los mejores especialistas que hablarán de les Germanies y de sus consecuencias. El ayuntamiento también prepara un documental. Además de Gandia, otros municipios, como Ròtova, han recordado estos días el 500 aniversario de les Germanies y, especialmente, de aquella Batalla del Vernissa.

Compartir el artículo

stats