Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La CHJ facilita a seis consistorios la limpieza de ríos y barrancos durante dos años

El organismo da libertad a Oliva, Tavernes, Xeresa, Bellreguard, Daimús y Guardamar para realizar las labores de mantenimiento de cauces

Trabajos de eliminación de cañas en el río Vaca a su paso por Tavernes. | T.Á.C.

La Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) ha dado luz verde a los municipios para limpiar y llevar a cabo labores de mantenimiento tanto los cauces de los ríos como los barrancos con el objetivo de liberarlos de malezay especies invasoras que, en caso de episodios de fuertes lluvias, pueden provocar inundaciones en los cascos urbanos.

Este trámite afecta a 57 localidades, entre las que se encuentran seis de la comarca de la Safor: Oliva, que podrá actuar en los barrancos de Les Fonts, Vall de Burguera y la Mitjana, Tavernes de la Valldigna para que pueda limpiar el cauce del río Vaca, Xeresa, dirigido a retirar la suciedad de la Martina y Bellreguard, Daimús y Guardamar de la Safor por el barranco Riuet.

Este trámite elimina la burocracia con la que los ayuntamientos se encontraban año a año cuando pretendían limpiar los cauces con sus propios medios ante a llegada de las lluvias y el organismo no lo había hecho y se veían en la obligación de solicitar permisos para hacer unos trabajos que correspondía a la entidad.

De ese modo, la CHJ da libertad a los ayuntamientos a que durante dos años realicen labores de mantenimiento de los cauces y barrancos «complementarias» a las que haya ya llevado a cabo el propio organismo, por lo que ya no tienen que solicitarlo cada año o realizarlo sin permiso exponiéndose a una multa.

El trámite concede permiso a llevar a cabo trabajos por parte de los ayuntamientos como retirada de elementos obstructivos, desbroces de vegetación invasora, etc.

Se trata de pequeñas actuaciones, «con el objetivo de conservar y mejorar, en lo posible, el estado de nuestros ríos a la vez que minimizar el riesgo de inundaciones», apuntan desde el consistorio.

En los últimos meses, el organismo ha llevado a cabo diferentes actuaciones en municipios de la comarca de la Safor.

Destaca, por ejemplo, la eliminación de especies invasoras del margen del Vaca a su paso por Benifairó, Simat y Tavernes de la Valldigna. En los tres casos, la entidad llevaba a cabo estos trabajos en virtud de un acuerdo con los ayuntamientos por el que que estos se hacían cargo del mantenimiento de la maya geotextil que se ha instalado para evitar el rebrote de especies invasoras, ya erradicadas y que es una de las principales causas que ensucia los cauces y puede provocar atascos en los puentes.

Un cambio de tendencia tras años de abandono

Durante años, los ayuntamientos de la Safor se quejaron no solo de la inacción de la CHJ en la limpieza de cauces y barrancos, sino también de la forma tan estricta en la que aplicaba su titularidad cuando alguna administración local actuaba en ellos, incluso con multas. Sin embargo, en los últimos años esa tendencia se ha invertido y el organismo ha permitido muchas actuaciones y ha ejecutado otras definitivas.

Compartir el artículo

stats