Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Digno adiós al reinado más largo

«Hemos logrado celebrar unas Fallas dignas contra el peor de los pronósticos»

Sandra Faus Palmer y Alba Ramón Borja entran a al salón aplaudidas por las reinas y presidentes de todas las comisiones de Gandia. | NATXO FRANCÉS

En sus deseos más íntimos, muchas falleras de Gandia sueñan con llegar algún día a ser nombradas como las reinas que representan a la totalidad del colectivo. Pero lo que nunca ninguna había imaginado era que el cargo de Fallera Mayor de Gandia durara tanto dos ejercicios y que lo hiciera, además, por unas circunstancias tan complicadas como la pandemia de la Covid.

Eso es lo que han vivido Sandra Faus Palmer y Alba Ramón Borja, quienes desde junio del 2019 hasta el pasado sábado han mantenido el cargo de Fallera Mayor e Infantil de Gandia respectivamente.

Sandra y Alba han vivido momentos muy complicados en este tiempo. Su alegría se truncó a las puertas de celebrar las fiestas josefinas, cuando los monumentos estaban ya preparados para salir a las calles de Gandia. Habían vivido muchas experiencias hasta entonces pero aún les quedaba lo mejor, que quedó aplazado hasta principios de este mes de septiembre, cuando la ciudad, por fin, pudo celebrar sus Fallas.

En el caso de Sandra, además, fue un proceso aún más complicado, ya que tuvo que cambiar sus trajes de fallera, peinetas, pintas, tacones y joyas por su uniforme de enfermera para luchar en primera línea contra el virus en su condición de enfermera, viviendo, por tanto, las dos caras más amargas de la pandemia: la primera la de la salud y la segunda la de todos los planes que quedaron aplazados.

Por todo ello, el pasado sábado, en el hotel Gandia Palace de la playa, recibieron la despedida que se merecían. Arropadas por las reinas y presidentes de todas las comisiones de la ciudad, por el presidente de la Federació de Falles, Telmo Gadea, el alcalde, José Manuel Prieto y otros concejales de la corporación, vivieron una noche de emociones en el que ponían punto y final al que ha sido bautizado como «el reinado de la resistencia».

En unas sentidas palabras, Sandra reconocía que, aunque «esta suele ser una noche triste porque se cierra un ciclo fallero, hoy, aunque no lo parezca, estoy contenta y agradecida porque si estamos aquí es porque hemos conseguido celebrar unas fallas dignas, contra el peor de los pronósticos».

La Fallera Mayor agradeció a todos y todas las presentes «por vuestra paciente espera» y a Telmo Gadea y la Ejecutiva de la FdF « por su tozudez y trabajo a contrarreloj». También «a los falleros por desfilar con las sonrisas bajo las mascarillas» durante las pasadas fiestas de septiembre. Sandra Faus, tras acordarse de cada momento y agradecer el apoyo de su familia, señalaba que «hoy cerramos un ciclo más largo de lo normal pero con una intensidad sorprendente» y que «llevaré las fallas del 2020 celebradas el 2021 en mis mejores recuerdos».

Por su parte, Alba, quien también dedicada sus últimas palabras como Fallera Mayor de Gandia, reconocía que «he tenido la suerte de vivir momentos inolvidables y maravillosos, pero también he vivido otros llenos de angustia y de incertidumbre», algo que, dijo, «no me ha importado nada, ya que de todos ellos he podido aprender muchas cosas» porque, «lo que hemos hecho los falleros y falleras de Gandia en las circunstancias no lo hace nadie del mundo. Hemos dado una lección de ciudadanía y de convivencia a todos», indicaba.

Sandra y Alba y sus cortes serán historia de la fiesta, porque fueron Falleras Mayores el año en que la pandemia del coronavirus azotó el mundo y como tal fueron despedidas entre una gran ovación.

Compartir el artículo

stats