Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los consistorios impulsan la digitalización del comercio local para competir en la venta online

La capital comarcal presenta el portal la próxima semana

El Centre Històric de Gandia es el centro neurálgico del comercio en la ciudad. | LEVANTE-EMV

Dar un paso hacia el futuro sin perder su singularidad, aquello que lo diferencia. Ese es el reto del comercio local, que con la pandemia ha quedado más al descubierto que nunca. Porque la forma de comprar ha cambiado y el confinamiento evidenció de forma muy clara que la red acerca destinos, que permite que ante cualquier circunstancia el consumidor consiga lo que quiere y permite superar el tradicional modelo del cara a cara entre el comprador y el vendedor.

Muchas veces son los propios comerciantes los que se resisten a cruzar esa línea porque no quieren perder el valor de mantener el contacto directo con el comprador, por ello, son las administraciones las que están impulsando la digitalización del comercio de proximidad para que pueda competir en el mercado online.

Los tres ayuntamientos más grandes de la comarca de la Safor, Gandia, Oliva y Tavernes de la Valldigna están promoviendo la puesta en marcha de los llamados «marketplace», plataformas a través de las cuales los comerciantes pueden poner en venta sus productos online.

En el caso de la capital, la exalcaldesa, Diana Morant, y el concejal de Políticas Económicas, Ferran Martínez, anunciaron hace casi un año una inversión de 50.000 euros para poner en marcha un «maketplace» para el comercio urbano de la ciudad. Después de más de diez meses de trabajo junto a FAES, la próxima semana se presenta el presenta el portal, como explicaba ayer a Levante-EMV el propio Martínez. «Es un proyecto que se está haciendo sin prisas porque ya se verá que es una herramienta potente y bien trabajada», indicaba.

El edil explicó que a partir de ese momento se abrirá un periodo de algo más de un mes en el que aquellas empresas que estén interesadas en aparecer y ofrecer sus productos en la plataforma se inscriban. «La idea es que empiece a funcionar a finales de año», señalaba el edil, quien remarcaba que es «una herramienta abierta, a la que se pueden sumar empresas interesadas en cualquier momento». El ayuntamiento espera alcanzar la cifra de 200 comercios.

La puesta en marcha de una «marketplace» no se limita a lanzarla y esperar la respuesta de los clientes. Supone una estrategia global que incluye también formación a los y las comerciantes para saber gestionar la venta online, como señalaba el concejal.

En Tavernes de la Valldigna personas de cualquier parte ya pueden adquirir productos que se venden en los establecimientos locales. Si bien es cierto que en un estadio muy inicial, ya cuenta con 40 comercios adheridos, como explicaba Carlos Meló, que es el gestor de la misma. En este caso, el ayuntamiento se ha hecho cargo del pago de la plataforma y los comerciantes pagarán una cuota, según la concejala de Comercio Mónica Palomares, «simbólica» para el mantenimiento del portal.

Se pueden adquirir ya a través del Portal de Tavernes ya más de 1.000 productos y servicios de diferentes sectores. Además de herramienta para la venta online, la plataforma supone un escaparate para que los y las comerciantes muestren aquello que ofrecen, lo que también puede atraer a un buen número de compradores.

Oliva también está desarrollando en estos momentos un proyecto de digitalización del comercio local, cuya fase final es la creación de una «marketplace» para vender online.

Compartir el artículo

stats