Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El hombre de Neandertal de Oliva vuelve a casa

El esqueleto parcial, con la calavera bien conservada, se expondrá de forma permanente en el Museu de Prehistòria de València

Alfred Sanchis, María Jesús de Pedro y Xavier Rius, junto al craneo, en València. | RAQUEL ABULAILA

El Museu de Prehistòria de la Diputació de València ya ha recibido el esqueleto de un Hombre de Neandertal que fue encontrado en 2010 en la Cova Foradada de Oliva durante una excavación dirigida por José Aparicio Pérez.

Esta pieza singular resitúa el Museu de Prehistòria de València entre los principales en materiales propios de esta especie extinta del género Homo, y el diputado de Cultura, Xavier Rius, ha explicado que los conservadores ya han empezado a preparar la museografía que acompañará esta pieza en la exposición permanente del museo.

La directora del museo, María Jesús de Pedro, se ha congratulado por haber finalizado un periplo de los materiales que los ha llevado a una fase de restauración y a otras de estudio, lo cual ha permitido fijar valiosas informaciones que aún no han sido reveladas pero que serán publicadas en breve. Entre esos datos figura la edad del esqueleto, dado que la cronología general del Hombre de Neandertal en el periodo del Pleistoceno Superior se extiende durante 110.000 años.

El esqueleto, conservado parcialmente, formaba parte de un bloque brechificado, razón por la cual fue trasladado al Institut Català de Paleoecologia Humana i Evolució Social de Tarragona para su restauración e investigación científica, a cargo de Gala Gómez Merino.

Del esqueleto se conserva el cráneo, la mandíbula, el tórax y el brazo izquierdo y podría corresponder a un enterramiento practicado en el interior de la Cova Foradada. Los primeros datos facilitados por el equipo investigador lo relacionan con un hombre de unos 30 a 40 años de edad en el momento de su muerte. Sus características morfológicas lo vinculan a Homo Neanderthalensis, el grupo humano presente antes de la llegada de la especie actual, el Homo Sapiens.

Estos restos vuelven ahora a València para su depósito definitivo. Se trata de un hallazgo con un interés paleoantropológico y arqueológico extraordinario, por lo cual el Museo de Prehistoria ya prepara su próxima exposición en las salas permanentes de sociedades cazadoras-recolectoras.

Compartir el artículo

stats