Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Compromís afea al conseller España y dice que el bus Gandia-València es «un parche»

Pide a la Generalitat que en vez de suplir el déficit del servicio de Renfe active las líneas de bus en la Safor

Alandete, Prieto y España, el martes en Gandia. àlex oltra

Compromís de Gandia ha afeado al conseller de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, Arcadi España, que emplee recursos públicos para suplir deficiencias en el servicio de Cercanías Gandia-València en vez de destinar ese dinero de la Generalitat a licitar y activar las líneas de autobús interurbano que discurren por la Safor y que, desde hace años, ofrecen un servicio que en absoluto cubre las necesidades de los usuarios.

La crítica a Arcadi España se produce tres días después de que el conseller acudiera a Gandia para anunciar un servicio que entrará en funcionamiento el martes próximo y que consiste en autobuses lanzadera Gandia-València para garantizar la conectividad y movilidad pública entre esas dos ciudades. El servicio pretende suplir las deficiencias de Renfe, especialmente graves durante la última huelga de maquinistas, cuando miles de personas quedaron tiradas sin saber siquiera si podrían desplazarse o regresar a sus puntos de origen.

«Los parches al desastre en Cercanías de Renfe no pueden hacerse a costa del transporte intercomarcal», señala Compromís, que ayer mismo recordó a Arcadi España que con esta acción la Generalitat «ha asumido competencias impropias», y le recordó la necesidad de adjudicar el servicio de líneas de autobús interurbano en la Safor.

En ese punto, la formación valencianista recordó que solo hay un servicio diario por sentido en la línea de Gandia a las playas del sur de la comarca o, hacia el interior, a la localidad de Castelló de Rugat. A la Font d’en Carròs hay tres autobuses por sentido al día, cuatro en la línea de Villalonga y cinco en la de Gandia-Oliva-Pego.

Esas frecuencias, y los horarios de paso, impiden que miles de personas puedan desplazarse para trabajar o para acudir, entre otros lugares, al hospital comarcal de Gandia. En fin de semana el servicio es casi inexistente, y no hay otra opción que recurrir al transporte privado.

Josep Alandete, portavoz municipal de Gandia, reiteró ayer que las deficiencias de Renfe es un argumento más para exigir la transferencia de ese servicio para que, en vez del Ministerio de Transportes, sea gestionado por la Generalitat Valenciana, aspecto en lo que coincidió con el conseller Arcadi España durante la visita del martes pasado a la estación de autobuses de Gandia.

Ivà Bonet, por su parte, dijo que «destinar los pocos recursos económicos que tenemos por culpa de la infrafinanciación histórica a competencias impropias, como la lanzadera de autobuses, representa una dejadez de funciones, ya que la responsabilidad de la conselleria, por ahora, pasa por el diseño de una red de transporte público intercomarcal inexistente por ahora».

Como ha publicado este periódico, además de reforzar con autobuses lanzadera el itinerario Gandia-València, la Generalitat también impulsado este servicio entre Xàtiva-Alzira-València y Castelló-València, donde los usuarios del ferrocarril han sufrido y sufren los mismos problemas.

Compartir el artículo

stats