Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una exposición permite recorrer en Gandia el franquismo sociológico

La diputación abre en la Marquesa de Gandia la muestra «Prietas las filas. Vida quotidiana i franquisme»

La Diputació de València abrió ayer en la Casa de la Marquesa de Gandia la exposición «Prietas las filas. Vida quotidiana i franquisme», organizada por el Museo Valenciano Etnográfico (ETNA).

La exposición muestra una realidad ajena a muchos de los que ya han nacido en democracia.

Entre los principales argumentos que se pueden observar muestra destacan la maquinaria de propaganda, adoctrinamiento, censura y brutal represión que puso en marcha Franco con el inicio de la Guerra Civil, y después durante la dictadura que encarnó, para contrarrestar cualquier intento de oposición al régimen.

Entre las herramientas fundamentales que fueron primordiales para legitimar el régimen y que sirvieron de cadenas de transmisión para transmitir valores a diferentes generaciones figuraron la Iglesia católica y la escuela, indicó José María candela, comisario de la muestra,

«Prietas las Filas» también aborda la subordinación de las mujeres por parte del régimen franquista, que las relegaba al papel de esclavas bajo el lema «Madres para Dios, para la patria y para le hogar, sumisas esposas y amas de casa». El recorrido por la exposición incluye aspectos de la terrible represión a través de las ejecuciones con las que asesinó a 4.714 personas, solo en la Comunitat Valenciana, la mitad de las cuales fusiladas en el paredón del cementerio de Paterna, donde ahora se llevan a cabo labores para recuperar los cuerpos depositados en fosas comunes y entregarlos a sus familiares.

El concejal de Cultura de Gandia, Nahuel González, señaló, durante la apertura de la muestra, que «es un deber de las instituciones públicas corregir los momentos de nostalgia del pasado que estamos viviendo por parte de algunos sectores de la ciudadanía», en clara referencia a quienes todavía ensalzan o justifican un régimen político que generó mucho dolor y cuarenta años de limitaciones democráticas y civiles.

La exposición permanecerá abierta al público hasta el 28 de noviembre.

Compartir el artículo

stats