Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Safor recupera en 2021 el empleo perdido por la pandemia

Entre noviembre y diciembre dejaron de ser demandantes más de 2.000 personas

Una trabajadora de una tienda del centro de Gandia cuelga una prenda de ropa de la exposición. | XIMO FERRI

El secretario comarcal de UGT en la Safor considera que las cifras del paro en la comarca, con un descenso importante de demandantes en los dos últimos meses y el positivo comportamiento del mercado laboral a lo largo del 2021 supone «una buena noticia». Para el dirigente sindical, las cifras confirman «la efectividad de llevar a cabo políticas de impulso económico y de protección social y del empleo en momentos de adversidad económica», indicaba Roselló.

El representante de UGT en la Safor ha aprovechado la valoración de las cifras del paro para reclamar «que se siga profundizando en estas medidas a fin de que se fortalezca la actual etapa de expansión económica y sus frutos acaben redundando positivamente en el mayor número de personas posible».

Para la formación sindical, la clave a partir de estos momentos se encuentra en crear empleo estable y de calidad, que pasa por una disminución de la temporalidad y también por una mejora de los salarios de los trabajadores y las trabajadoras.

Roselló confía en que la reforma laboral recientemente aprobada en el Congreso permita superar la precariedad que en los últimos años han sufrido los trabajadores y las trabajadoras. «Es, sin duda, un muy buen acuerdo, que debe ahora trasladarse a la práctica diaria de contratación de las empresas y a la negociación de los convenios colectivos», sentenciaba el secretario comarcal de UGT en la Safor.

La comarca de la Safor ha recuperado durante el 2021 todos los puestos de trabajo que se perdieron por los efectos en la economía de la pandemia del coronavirus. Así queda reflejado en el balance del último mes del ejercicio anterior publicado por el Labora, el servicio de empleo de la Generalitat, en su portal estadístico.

El recién finalizado ejercicio ha registrado la mayor bajada del anual del desempleo desde, al menos, 2007. Ni siquiera en los años de bonanza económica, donde el paro prácticamente ni se percibía como un problema serio, se contabilizaron datos parecidos.

En concreto, entre enero y diciembre dejaron de figurar como demandantes un total de 2.032 personas, por lo que la comarca finalizaba el ejercicio con un total de 13.014 parados.

Antes de que la pandemia paralizara la actividad económica, en enero de 2020, había 12.895, una cifra, por tanto, similar. Al finalizar ese ejercicio, en el que muchas empresas cerraron, hubo ERTE y despidos masivos, especialmente en el sector servicios debido a las restricciones, el desempleo creció en 1.938 personas, hasta las 14.833.

Por tanto, si se comparan los dos ejercicios, se aprecia cómo el mercado laboral sí que ha logrado en un año absorber a todos los trabajadores que se tuvieron que marchar al paro debido a la crisis económica generada por el impacto de la covid.

La principal explicación de esta situación hay que buscarla en el comportamiento del paro en los dos últimos meses del año. Como ya publicó este periódico, en noviembre se registró un descenso del 9% respecto al ejercicio anterior, con prácticamente 1.300 personas que salieron de las listas de demandantes. En diciembre no se alcanzaron esas cifras pero también hubo una bajada muy importante del desempleo, cuando en la Safor dejaron de figurar como demandantes un total de 720 personas respeto a noviembre, lo que supone un 5,2% menos de parados.

La diferencia interanual, es decir, entre el mes de diciembre de 2020 y el de 2021 alcanza el 12,26%, lo que en cifras absolutas significa que entre esos dos ejercicios salieron de las listas del Labora un total de 1.819 personas.

El sector servicio es, sin duda, el que tira de estas cifras, con una reducción de 516 parados respecto al mes anterior, debido a las campañas comerciales relacionadas con la Navidad y el Black Friday.

Prácticamente todos los municipios de la comarca han registrado una bajada del paro. En Gandia salieron de las listas de demandantes un total de 375 personas, mientras que en Oliva se redujo el desempleo en 82 personas y en Tavernes de la Valldigna, 64.

Alta temporalidad

Pero, como siempre, las buenas cifras esconden también datos negativos, como la alta temporalidad de los contratos, que sigue siendo uno de los principales problemas que azota al mercado laboral no solo de la comarca. En diciembre, por ejemplo, se suscribieron un total de 5.359 contratos, de los que 4.728 fueron temporales y apenas 631 indefinidos, algo que también está muy relacionado con el mes de diciembre por las necesidades que se generan en el sector comercial durante el tramo final del ejercicio.

Roselló: «Los datos confirman la efectividad de las medidas de impulso»

El secretario comarcal de UGT confía en que la reforma laboral acabe con la precariedad

T.Á.C. Gandia

Compartir el artículo

stats