Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PP reivindica el legado de Torró en el congreso de Víctor Soler

Los populares de Gandia elogian al exalcalde y encomiendan al portavoz municipal abrir una nueva era para recuperar la alcaldía y mejorar resultados en las próximas citas electorales de 2023

Soler saluda tras ser nombrado presidente, ayer en el Teatre Serrano de Gandia. A la derecha Mompó, Soler, Mazón y Hoyo. | SALVA GREGORI

Por si había alguna duda los populares de Gandia dejaron claro ayer, en el congreso que proclamó presidente del partido a Víctor Soler, que siguen reivindicando la gestión de Arturo Torró cuando fue alcalde de la ciudad, entre los años 2011 y 2015. Es más, asumen ese legado como propio. Prueba de ello es que el mismo Torró no sólo no paró de saludar aquí y allá en el Teatre Serrano, sino que intervino en la primera parte del cónclave, reservada a los militantes.

Torró y Soler se saludan a la llegada del exalcalde. A la derecha homenaje a Vicente Rocher. | J.C. / SALVA GREGORI

Tras una votación en urna, a pesar de que la de Soler era la única candidatura, los populares escogieron al actual portavoz municipal como presidente del partido con 139 votos a favor, 3 en blanco y 1 nulo. A partir de ahí comenzó un acto abierto al público, que logró llenar la platea del teatro, y donde pronunciaron discursos, además del propio Soler, los presidentes provincial y regional, Vicente Mompó y Carlos Mazón.

El PP reivindica el legado de Torró en el congreso de Víctor Soler

Para Soler, que estaba exultante y muy pendiente de que la puesta de largo saliera bien, fue un día especial. Hacía casi diez años desde el último congreso y el partido seguía prácticamente con la misma ejecutiva que había nombrado Torró. Pero lejos queda aquella época en la que el PP gobernaba en las principales instituciones, con Rajoy, Fabra, Rus y Torró, tocaba que ponerse al día.

El PP reivindica el legado de Torró en el congreso de Víctor Soler

La pandemia alargó más esos plazos, pero ayer, por fin, el portavoz municipal en Gandia pudo abrir un nuevo capítulo y presentar a su propio equipo, una amplia ejecutiva (más de 50 nombres), con la que quiere transmitir unidad e integración. Vicente Rocher fue nombrado presidente de honor del partido y se le entregó una placa conmemorativa, un gesto que agradeció, emocionado.

«Después de 10 años, este partido se merecía alguna alegría», dijo Soler en el Serrano, «nuestra particular plaza de toros», para luego añadir que «nuestros adversarios están ahí fuera, no aquí».

En su discurso Soler desgranó su proyecto para Gandia, donde el turismo y el comercio volverían a ser primordiales. Criticó la actual gestión «de calles sucias, contenedores rotos y barrios olvidados». Acusó a los socialistas de «llevar 36 años chupando del bote», y de haber incrementado el gasto en «autobombo» en el último presupuesto. Sobre la deuda municipal dijo que «tiene nombre y apellidos, y es de los socialistas, desde Pepa Frau hasta Orengo». Entre las diferentes intervenciones se proyectaron vídeos, uno de ellos mostrando el lado humano y político de Soler.

Por su parte Carlos Mazón apuntó que en las citas electorales de 2023 «la batalla se va a dirimir en la Comunitat Valenciana y Gandia tiene para nosotros un valor simbólico». De Torró dijo que fue «el gran oasis que tuvimos en Gandia». Pese a que algunos lo esperaban, el presidente del PP valenciano no fue muy explícito señalando a Soler como próximo candidato a la alcaldía de Gandia, pero tampoco eludió ese tema: «Querido Víctor, tu equipo será de futuro gobierno para Gandia. El PP está haciendo las cosas bien aquí, y no me cabe ninguna duda de que el futuro de Gandia se escribirá en popular». Prometió que si es presidente del Consell, construirá una residencia de mayores y un centro de día, entre otros proyectos.

El congreso se cerró, como es habitual en el PP, con la interpretación de los himnos oficiales. Quedará para la anécdota que el de España sonó tres veces seguidas, por un error técnico, si bien los líderes del partido aguantaron respetuosamente sobre la tarima hasta que alguien bajó el volumen.

Compartir el artículo

stats