Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las Fallas ya inundan la Safor

Oliva exalta a su Fallera Mayor y Tavernes de la Valldigna organiza una Cavalcada del Ninot en los casales

Las Fallas ya inundan la Safor |

Un fin de semana fallero. 1 La fallera Mayor de Oliva, Elia Sanchis, durante la presentación del pasado sábado.

Las Fallas ya inundan la Safor | NATXO FRANCÉS / FDF

2 - 6Imágenes de la Cavalcada de disfraces que tuvo lugar por las calles de Gandia el pasado domingo, por segundo año de forma conjunta entre mayores e infantiles F

Las Fallas ya inundan la Safor

Ni siquiera es marzo pero en la comarca de la Safor las Fallas ya inundan las calles. A falta de que los «ninots» vuelvan a reinar en las diferentes demarcaciones, las comisiones, especialmente las de Tavernes de la Valldigna y Oliva, van retomando el pulso a la fiesta después de dos años de pandemia. Las de Gandia no han cesado su actividad desde el pasado septiembre pero, pese a ello, en cada acto que celebran la participación es enorme, una demostración de las ganas que tiene el colectivo de fiestas.

Las Fallas ya inundan la Safor

La capital de la comarca de la Safor acogió el pasado domingo la tradicional Cavalcada. Era la segunda vez que se celebraba de forma conjunta por parte de mayores e infantiles. Después de un sábado lluvioso, con bastante frío y muy mal tiempo, todo el mundo se despertó mirando al cielo.

Las Fallas ya inundan la Safor

Sin embargo, el clima respetó el acto y las calles de la ciudad vivieron una jornada mágica, en la que las 23 comisiones de Gandia desplegaron toda su imaginación para llenar de colorido, creatividad, crítica y sátira las calles más céntricas de la capital comarcal.

Las Fallas ya inundan la Safor

Como siempre, los más pequeños y las más pequeñas fueron quienes más ternura despertaron con sus graciosos disfraces. Cabe recordar que en la gran mayoría de los casos, estas indumentarias están realizadas por los propios miembros de las comisiones echando mano de papel, goma- eva, fieltro, brillantina, cartón y todo aquello que sirva para confeccionar unos disfraces que no suelen dejar indiferente a casi nadie.

No faltó, como es lógico, la crítica política. Local, autonómica y nacional, ni tampoco a la Federació de Falles de Gandia.

El mundo animal y vegetal, guerreros, piratas, chinos, el cuento de Alicia en el país de las Maravillas, el mundo fantástico de Harry Potter y disfraces que recordaban tradiciones de todo el mundo protagonizaron una actividad que contó con numeroso público que siguió el desfile a lo largo de todo el recorrido.

Espectadoras de excepción fueron las Falleras Mayores, Cristina García Lechuga y Clara Tortosa García, que siguieron todo el desfile desde la República Argentina junto al alcalde, José Manuel Prieto, el concejal de Falles, Nacho Arnau y otros ediles y edilas del gobierno y la oposición.

Las máximas representantes de la fiesta en la ciudad fueron las encargadas de cerrar el desfile, que se desarrolló sin ningún tipo de incidencia.

Exaltación en Oliva

En Oliva se celebró el pasado sábado la exaltación de su fallera Mayor, Elia Sanchis Torres. Fue un acto muy emotivo, ya que supuso el reencuentro con la fiesta en la que muchos se quedaron por el camino, entre ellos el presidente de la Federació de Falles, Vicent Pérez, o los falleros y falleras fallecidos durante este periodo.

Tras subir una a una las componentes de la Corte de Honor de la Fallera Mayor: Estefanía Chover de la falla La Mar, Paula Montilla de l’Estació, Alícia Miralles de Institut y Gloria Escrivà de Barri Sant Francesc, le tocó el turno a Elia Sanchis, que llegó al escenario acompañada por la alcaldesa, Yolanda Balaguer.

El momento más emocionante de la noche fue la presentación de las 32 mascotas de las siete comisiones, entre ellos el hijo de la Fallera Mayor, el pequeño Martí.

Ejerció como mantenedor de la noche el director general del Institut Valencià d’Estadística y exalcalde de Oliva, David González, quien alabó todas las virtudes de Elia Sanchis como persona y como fallera «es un acto muy importante y emotivo, que nos anima tras dos años de parón sobrevenido por la pandemia. Elia se merece cerrar bien su reinado, que la exaltemos como toca», señaló González.

En Tavernes de la Valldigna también hubo disfraces. En este caso, la gestora de la Federació de Falles había decidido que, debido a la pandemia y para evitar las aglomeraciones, cada comisión celebraría la fiesta en sus propios casales.

Portal, Cambro, Dula, Vlia, Passeig y Prado organizaron actividades desde primeras horas de la mañana. Cada entidad decidió si realizaba una temática o cada una iba por libre pero en lo que sí que coincidieron todas fue en el gran ambiente que se creó en los casales para ir retomando el pulso y la normalidad en la fiesta.

También en Xeraco hubo fallas el pasado fin de semana. En este caso fue la falla Segon Mil·leni, una de las dos que hay en la localidad (la otra es La Foguerà).

El acto sirvió para exaltar a la Fallera Mayor, Joana Pons Olmos, que fue arropada por todos los falleros y todas las falleras de la comisión, mientras que la Fallera Mayor Infantil es Mari Luz Olmos Marqués. Estuvieron acompañadas por la presidenta, Alejandra Romero Fluixà, y el presidente infantil, Pau Peiró Ferragud.

De ese modo, las cuatro localidades falleras de la comarca de la Safor ya tienen la maquinaria en marcha para afrontar las fallas el próximo mes de marzo. El objetivo es poner punto y final a dos años muy complicados para la fiesta, en los que la pandemia apenas ha dejado disfrutar de las actividades que más les gusta a los falleros y falleras, sobre todo en la calle.

Compartir el artículo

stats