Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Educación propone implantar siete nuevas aulas de dos años en la Safor el próximo curso

Cinco de las unidades pertenecen a Gandia pero el ayuntamiento alegará contra tres de ellas porque los centros carecen de espacio para acogerlas. El CRA Mondúver pierde una unidad de este ciclo y el Riu Vernissa mantiene las suyas.

Familias y alumnado a la entrada del colegio Montdúver de Gandia, que implantará dos aulas

El plan de la Conselleria de Educación para implantar aulas de dos años en los colegios públicos llegará el próximo curso a la Safor. Así se desprende del documento que recoge la propuesta de arreglo escolar de cara al próximo septiembre en los centros de la comarca. En concreto, el departamento que dirige Vicent Marzà prevé poner en marcha un total de siete unidades de la primera etapa de Educación Infantil, que es la destinada a niños y niñas que, hasta ahora, se encontraban en el último tramo antes de acceder a la escolarización y que habitualmente acuden a "escoletes" públicas o privadas.

La puesta en marcha de estas aulas hace unos años busca acercar la educación pública y gratuita al mayor número de familias posibles en la Comunitat Valenciana. Empezó como un proyecto experimental pero la conselleria ha ido ampliando el número de unidades curso a curso. En un primer momento, estas unidades se fueron abriendo especialmente en colegios rurales, donde no había "escoletes" para poder dar servicio a las familias pero en este nuevo arreglo ya han llegado también a los tres municipios más grandes de la comarca.

Así, la previsión de la Generalitat es abrir cinco aulas en la ciudad de Gandia. Estas se implantarían en los colegios Sant Francesc de Borja, que acogería dos, el Roís de Corella, que sumaría las mismas, y el Montdúver, donde se abriría una única clase de este tipo de educación. Sin embargo, la concejala de Educación de la capital de la comarca de la Safor, Carmen Fuster, mostraba ayer sus dudas sobre si, finalmente, se implantará la totalidad de las unidades propuestas. La idea del ayuntamiento es presentar alegaciones contra tres de las cinco. En concreto, las dos del Sant Francesc de Borja y la del Montdúver. Los motivos que esgrime la edila es la "falta de espacio" para habilitar las aulas "según las condiciones que recoge la normativa para la implantación de este tipo de educación", indicaba. En concreto, señala Fuster, los centros "podrían disponer de espacio", pero estos "no están adaptados" para acoger alumnado de dos años.

Por ese motivo, la edila espera que la Conselleria de Educación rectifique y decida finalmente retirar la propuesta de esas tres aulas. Para ello, hoy habrá un Consell Escolar Municipal en el que se hablará de la cuestión y se formalizarán las alegaciones a presentar. Las dos del Roís de Corella, en principio, se mantendrían.

Cabe recordar que, al margen de esta cuestión, Gandia ya cuenta con una red de siete "escoletes" municipales que cubren este servicio y que, por tanto, se podrían ver afectadas por la implantación de estas aulas de dos años, toda vez que muchas familias podrían optar por adelantar la entrada de sus pequeños a los colegios para asegurarse la plaza.

Las otras dos aulas que recoge la propuesta de arreglo escolar para la comarca de la Safor son para el colegio Lluís Vives de Oliva, y el Magraner de Tavernes de la Valldigna.

En la otra cara de la moneda se encuentra Potries. La programación de la Conselleria para el curso 2022-2023 le resta una de las tres aulas de dos años con las que cuenta el CRA Mondúver-Safor, repartido también entre Barx i Palmera y pasará a tener dos.

Por su parte, el CRA Riu Vernissa de Llocnou de Sant Jeroni mantiene las dos unidades de dos años que tenía hasta el momento.

Compartir el artículo

stats