Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

José Manuel Prieto | Alcalde de Gandia.

«El pulso económico de Gandia no se ha perdido y está dispuesto a liderar la etapa que se abre»

«Que nadie pretenda hacernos cómplices del incivismo porque he dicho que hacia el incívico caña pero, sobre todo, premio a la inmensísima mayoría de ciudadanos que todos los días hacen bien las cosas»

«El pulso económico de Gandia no se ha perdido y está dispuesto a liderar la etapa que se abre»

Dos fines de semana de Fira i Festes de Gandia. ¿Por qué?

En primer lugar por el reencuentro que supone la Fira después de estos años tan complicados que hemos pasado. Creo que necesitamos ese factor emocional de recuperación, que también supone un incentivo económico. Que haya existido un ambiente de Fira los días previos contribuye a todos los componentes que la ciudad necesita, entre ellos, como he dicho, de inyectar un cierto factor de esperanza colectiva y de reencuentro emocional de los ciudadanos después de este periodo tan complicado.

«El pulso económico de Gandia no se ha perdido y está dispuesto a liderar la etapa que se abre»

¿Es un paso para un cambio en el modelo de la Fira que se inauguró hace quince o veinte años? ¿El modelo actual es válido?

El modelo sí es válido, creo que las bases están asentadas. Pero la Fira va cambiando, incluso de forma imperceptible, porque los hábitos de ocio cambian, también los formatos, y también se incorporan actos que antes no se incluían en el programa. Ahí está el acto inaugural que recuperamos la legislatura pasada y ahora perfectamente consolidado, o el día del patrón, que tiene un componente religioso, pero también de sentido cívico, de pertenencia a un proyecto de ciudad. Por eso el día del patrón también es el día de la ciudad. Ya no es el día en que los gandienses se iban a comprar a los grandes almacenes de València. Es el día de estar en Gandia, de reencontrarse con ese cierto orgullo de pertenencia a esta ciudad. Por ese motivo en el Acto Cívico de este año hemos vuelto a situar el protagonismo en los colectivos. Reconoceremos a los comercios centenarios. Y me refiero también de la franja horaria de la tarde, que se ha ido llenando de programación para todos los públicos y en muchos formatos. Ese es el espíritu, que los gandienses se reencuentren en las calles.

También se cierra ahora el Año Jubilar de Sant Francesc de Borja. Más allá de la vertiente puramente religiosa, ¿qué ha sacado la ciudad de esta conmemoración?

Lo más importante era que perduraran inversiones más allá del Año Jubilar porque eso queda en la ciudad. Y también una contribución al legado cívico y material de Gandia. Hablo, por poner un ejemplo, de la proyección de la Visitatio Sepulchri. Hemos aprovechado este Año Jubilar para convertirla en Bien de Interés Cultural. No podía entender cómo aún no se había iniciado ese camino, porque estamos hablando de una pieza musical que, lejos de querer comparar con otras ciudades, es única, no solo por su valor artístico, sino porque tiene un inicio y un final, no es un compendio de otras piezas, como pasa en otras obras. Además, se escenifica durante la Semana Santa, cuando la ciudad está llena de ciudadanos y visitantes que la pueden disfrutar. La figura de protección de esa pieza musical y teatral es, también, proyección para la Visitatio y para la propia ciudad. Pero es que en este Año Jubilar hemos iniciado la colaboración con el Museu de Belles Arts de València, que es la segunda pinacoteca de España, hemos abierto relaciones con otras instituciones o está el convenio a tres bandas para la restauración del campanario de la Colegiata.

Ha dicho que en la Fira, el día del patrón se va a reconocer a comercios centenarios. ¿Por qué motivo?

En primer lugar porque el comercio es uno de los tejidos económicos más importantes de la ciudad, y creo que cien años de esfuerzos, de levantar la persiana renovando el compromiso con Gandia, se merece ese reconocimiento por parte del ayuntamiento. Y lo merecen sobre todo después de años tan difíciles. Una crisis financiera primero, después una pandemia, ahora las consecuencias de una guerra en el corazón de Europa... Creo que el comercio ha sabido sobreponerse a todas las situaciones difíciles, demostrando un espíritu de resistencia y de superación de las adversidades que está en el centro de ver la vida de esta ciudad. Y también es el reconocimiento al dinamismo económico. Reconocer que el pulso económico de Gandia no se ha perdido, sino que está dispuesto a liderar, de entre todas las ciudades valencianas, esta etapa que ahora se abre.

¿Por qué la solución a esta crisis pasa por tantos incentivos de la Administración tantos sectores? Gandia lo ha hecho en el comercio, en la agricultura, en la pesca...

Y vamos a anticipar un paquete de medidas, este año y los próximos, para mantener negocios abiertos y para abrir nuevos. Creo que la transmisión generacional del oficio del comercio, de la actividad comercial, es imprescindible. Ese músculo la ciudad no lo puede perder, y ahí está la apuesta. Desde ayudas a las energías renovables hasta apostar por los jóvenes, o no tan jóvenes, que quieren abrir un negocio en Gandia y no saben cómo o no disponen de la capacidad económica. Ahí tiene que estar la Administración. La actividad económica es uno de los ejes fundamentales de actuación y la colaboración público-privada es una de las primeras apuestas del Gobierno de Gandia. Más de 15 millones de euros hemos destinado en estos años de dificultades, bien sea en ayudas directas o en exenciones de tasas e impuestos, para superar la parte más difícil de la pandemia, y ahora ayudas para mantener o para levantar nuevas persianas.

¿Ese gasto compromete el Plan de Ajuste Económico del ayuntamiento?

De ninguna manera. Acabaremos la legislatura reduciendo 85 millones de euros la deuda respecto a cuando empezamos a gobernar, frente a otros gobiernos que, en una sola legislatura, lo incrementaron en 140 millones. Es el 25% de reducción de la deuda total que nos encontramos. Y con un periodo de pago a proveedores que está en 12 días. Somos uno de los ayuntamientos que, en toda España, más rápidamente paga a empresas y familias.

Hace unas semanas pidió usted al Ministerio de Hacienda una flexibilización del Plan de Ajuste Económico. ¿Tiene respuesta?

La tendré pronto porque la necesito antes de elaborar los presupuestos del año que viene.

¿Y qué pretende con esa flexibilización?

En primer lugar, seguir ayudando a todos los sectores económicos y a las familias, y después bonificaciones en varias líneas. A las renovables, porque no tiene sentido que mientras todos están apostando por las energías renovables no se bonifique su implantación. También a los vehículos eléctricos, que ahora tampoco podemos aprobar. Y después a las familias numerosas, incluyendo las monoparentales con dos hijos. Pero habrá más propuestas que analizaremos en el Foro Económico y Social para que Gandia también continúe avanzando en estos tiempos de dificultades.

¿Cuándo conoceremos la propuesta para los Tinglados del Puerto y cuál es la idea que se pretende desarrollar?

Es una nueva mirada de la ciudad hacia el mar. La conoceremos el 22 de octubre. La ciudad tiene una Comisión de Tinglados que ha definido ese concepto, el ayuntamiento hará el anteproyeto y la Autoridad Portuaria lo licitará. Queremos convertir en un entorno amable un espacio que ahora carece de jardines y árboles. Y después está el aprovechamiento de los tinglados para restauración, ocio, cultura y de generación de nuevas oportunidades.

¿Qué significa eso de humanizar las calles?

No solo convertirlas en espacios más amables, sino que respeten la diversidad de personas con movilidad reducida u otras necesidades. Que se rebajen los pasos de viandantes, que tengan árboles, lo que significa rebajar la temperatura de las viviendas, que es una forma de luchar contra el cambio climático y mejorar la vida en el interior de las casas. Se ha demostrado que en las zonas arboladas la temperatura ambiente baja, y eso es especialmente importante después del verano que hemos tenido. Y también introducir materiales de más calidad. Humanizar es ambicionar siempre la mejora de los espacios urbanos.

¿Por qué Gandia es la ciudad valenciana con más establecimientos Sicted de calidad turística?

Pues porque hay un trabajo importante de ese sector. Además de haber resistido las dificilísimas temporadas de la pandemia se ha hecho un trabajo que ahora tiene un aval en forma de reconocimiento de sellos de calidad. Somos, efectivamente, la ciudad valenciana, por delante de la capital, con más establecimientos de sello Sicted. Creo que tenemos uno de los mejores sectores turísticos, también en generación de empleo y en calidad en el destino, que hoy es lo que busca el visitante. Porque ahora no solo buscan una estancia, sino experiencias, complementos añadidos al mejor entorno que tenemos, que es la mejor playa de España en servicios, confortabilidad y calidad, y no es porque lo diga el alcalde.

Compartir el artículo

stats