09 de agosto de 2019
09.08.2019

Hoces del Cabriel, un paraíso natural para los viñedos

El Parque Natural de las Hoces del Cabriel es uno de los espacios naturales más significativos y de mayor diversidad de la Comunitat Valenciana

09.08.2019 | 04:15
Hoces del Cabriel, un paraíso natural para los viñedos

El Parque Natural de las Hoces del Cabriel es uno de los espacios naturales más significativos y de mayor diversidad de la Comunitat Valenciana. Se ubica al oeste de la provincia de València, entre los términos municipales de Villargordo del Cabriel, Venta del Moro y Requena. Con más de treinta mil hectáreas de superficie sirve de límite natural entre las comunidades valenciana y castellanomanchega y tiene al rio Cabriel como eje vertebrador. Su vinculación con el mundo vitivinícola se remonta a la época íbera como se desprende de los numerosos yacimientos encontrados en la zona, y desde el siglo XVIII los viñedos, pequeños caseríos y núcleos de población se han diseminado a lo largo de su extensión.

En la actualidad se cuentan por decenas las bodegas que desarrollan su producción bien dentro del parque natural o en su entorno –la zona 'preparque'–, donde han encontrado los terrenos y climatología perfectas para el cultivo de la vid. Algunas–como el caso de Bodegas Emilio Clemente, Dagón Bodegas, Chozas Carrascal o Bodegas José Vicente Pardo– forman parte de la nómina de empresas certificadas con el sello oficial del Parque Natural de las Hoces del Cabriel, si bien otras muchas recurren a este patrimonio paisajístico para fomentar las visitas a sus instalaciones y viñedos, en una clara apuesta por valorizar sus vinos singulares e impulsar el enoturismo de calidad en la Comunitat Valenciana.
Entre las firmas vitivinícolas que más inciden en vincular el origen de sus vinos y el enoturismo personalizado se encuentra Bodegas Nodus. La familia De la Heras ha desarrollado un interesante proyecto entorno a las 250 hectáreas de viñedo que cultivan en la finca El Renegado, un pequeño paraíso natural de 450 hectáreas que se extienden por los municipios de Venta del Moro y Caudete de las Fuentes (la mitad dentro del propio parque natural). Cultivan sus viñedos bajo pautas ecológicas y producen vinos de calidad reconocidos dentro y fuera de España. En los últimos años el enoturismo ha sido uno de los ejes angulares y cuentan con diversas opciones para pasear por los viñedos, disfrutar de la naturaleza, contemplar sus bellos paisajes y descansar a la sombra de una de las encinas centenarias diseminadas por toda la finca. Las visitas se completan con una amplia oferta gastronómica para poder maridar los vinos con los platos y elaboraciones más típicos de la zona. Además, cuentan con un cómodo y coqueto hotel rural (EntreViñas) para completar una oferta que se ha convertido en todo un referente en el sector. La bodega cuenta con un departamento de enoturismo independiente donde se diseñan y tramitan las visitas y reservas. Se puede obtener más información llamando al teléfono 962174029 o escribiendo un correo electrónico a enoturismo@bodegasnodus.com.

A escasos 4 kilómetros de la Finca El Renegado, en la aldea venturreña de Los Marcos, se encuentra Bodegas Aranleón, una de las primeras bodegas de la zona que supo apostar por la singularidad, creando vinos de alta gama a partir de uvas autóctonas como la Bobal o la Macabeo y desarrollando un concepto de enoturismo personalizado que busca generar experiencias únicas. En sus instalaciones –una vieja bodega construida en 1927 y perfectamente rehabilitada– organizan todo tipo de actividades en las que conjugan gastronomía, catas y salidas al campo. Desde hace algo más de un año, con parte de una de las fincas de los propietarios –Casa de La Viña, la más próxima al parque natural– desarrollan el proyecto Montesanco, a partir de una pequeña bodega construida por Fidel García Berlanga (abuelo del cineasta) a finales del siglo XIX. La bodega y la casa solariega adjunta se han rehabilitado y ya han comenzado a programar eventos y visitas organizadas. Para reservar una actividad en Aranleón o Montesanco se puede llamar por teléfono al 963631640.

Otra de las bodegas que en breve comenzará a apostar por el enoturismo lleva el sello del empresario valenciano Luis Corbí, quien ya puso en marcha Clos Cor Ví en Moixent. Corbí ha adquirido una finca de 50 hectáreas dentro del parque natural de las que 22 son de viñedos. La idea del bodeguero es la de elaborar vinos de calidad que trasladen al consumidor la esencia de los parajes donde se cultivan sus uvas y crear un centro enoturístico que proponga una oferta diferenciada que permita revalorizar esta zona del interior de la provincia de Valencia como reclamo turístico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook