29 de noviembre de 2019
29.11.2019

Algas marinas: el mejor aliado para un cerebro saludable

29.11.2019 | 04:15
Algas marinas: el mejor aliado para un cerebro saludable

Las algas marinas son un alimento rico en minerales que no debe faltar en nuestra dieta porque son esenciales, entre otros aspectos, para cuidar la salud de nuestro cerebro. Desde el Instituto Macrobiótico de España (IME) han señalado que estos vegetales marinos permiten mejorar el flujo sanguíneo haciendo que sea rico en oxígeno y nutrientes, de forma que no se obstruyan los conductos, esenciales para la salud de este órgano.

Otros beneficios de las algas es que gracias a su contenido en ácido algínico ayudan a eliminar los metales pesados del cuerpo, contienen manitol, que es un azúcar natural que ayuda a controlar los desórdenes de azúcar en la sangre, y ácido glutámico, un regulador natural del apetito. Junto a esto, estimulan el metabolismo, regulan y equilibran los riñones y la circulación sanguínea, evitan la retención de líquidos y son alcalinizantes. «También hay que tener en cuenta que, desde un punto de vista energético, incorporar las algas a la dieta ayuda a ser más flexibles, adaptables e, incluso, potencian nuestro poder regenerativo», resalta Patricia Restrepo, experta en nutrición y directora del IME.

Seis algas que no pueden faltar en tu despensa

  1. Wakame: De color verde y sabor suave es rica en calcio, hierro y vitamina B. Activa la circulación, equilibra el sistema nervioso y mejora la salud hepática. Puede tomarse cocinada o cruda y es la más utilizada en la elaboración de la sopa de miso. Si se deja en remojo con un poco de jengibre rallado, unas gotas de salsa de soja y vinagre de arroz, es perfecta para acompañar platos.
  2. Kombu: Es la más rica en yodo y se dice que contiene todas las sustancias curativas que ha de tener un alimento. Contiene ácido algínico que es beneficioso para mejorar la salud intestinal. Además, contiene ácido glutámico que ablanda la fibra de las legumbres, haciendo que sean más digestivas y evita los gases intestinales.
  3. Nori: Se utiliza para elaborar sushi, contiene gran cantidad de vitamina A, proteínas, vitamina B12, calcio, hierro, potasio y vitamina C, entre otras. Las láminas se pueden tostar hasta que su color sea verde brillante y luego añadir troceada en guisos con verduras, arroces o sopas, por ejemplo.
  4. Arame: Rica en hierro, calcio y azúcares naturales. El arame es útil en el tratamiento de la diabetes, anemia y el aparato reproductor femenino. Por su bajo contenido en sodio, es perfecta para personas mayores y niños. Además, da elasticidad al sistema cardiovascular y se recomienda para personas con pérdidas de memoria o que padecen patologías como Alzheimer y demencia senil. Se deja en remojo durante 10-15 min y está lista para acompañar ensaladas. También pueden cocerse en guisos.
  5. Hiziki: Contiene una gran cantidad de calcio biodisponible (14 veces más que la leche) y hierro, además es rica en vitamina A, B2, niacina, B12 y ácido fólico. Es recomendable en casos de osteoporosis, para mujeres en estado de gestación y para los niños. Además, mejora la salud del cabello ayudando a que esté fuerte y vital y evita que salgan canas de forma prematura.
  6. Agar-agar: Útil para mejorar la salud intestinal, para refrescar en épocas calurosas, mejorar el estado de las articulaciones y en dietas de adelgazamiento porque da sensación de saciedad. Por su sabor neutro y su textura, se utiliza como alternativa vegetal a la gelatina.


Las algas son un alimento muy fácil de utilizar y muy versátil que permitirán enriquecer el sabor y el valor nutricional de todo tipo de platos (guisos, pastas, arroces, caldos, etc.), ya que una pequeña cantidad diaria aporta los nutrientes necesarios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook