Gordas con orgullo

El teatro Flumen acoge hoy una comedia para reivindicar los cuerpos considerados «no normativos»

Teresa López y Mara Jiménez

Teresa López y Mara Jiménez / LEVANTE-EMV

«Por mi peso, he vivido bullying desde muy pequeña», recuerda la actriz Mara Jiménez. Sin duda, ella no ha sido la única niña o adolescente que ha tenido que enfrentarse día a día a comentarios en torno a su físico. Por muchos años que pasen, desgraciadamente, los cuerpos considerados no normativos por parte de gran parte de la sociedad siguen recibiendo una gran cantidad de insultos. Con el fin de ayudar a todas esas personas que han sufrido o sufren una situación similar, la actriz, junto a su compañera María Teresa López, llegan esta noche al teatro Flumen, en doble sesión (20 y 22 horas) , para presentar su espectáculo Gordas. Esta comedia aborda diferentes temáticas como la fama, la religión, el amor, la amistad o el físico desde el humor.

Una de las claves de esta obra es abordar esta temática sin hablar del peso. «Es una obra muy sanadora y la gente nos lo agradece cuando se termina el espectáculo», señala María Teresa López. Su compañera Mara Jiménez añade que «el público nos cuenta que se sienten representados porque son situaciones que todos hemos vivido».

«Es una obra que lucha por encontrar ese espacio que la sociedad ha decidido limitar. Somos dos gordas, que hacemos de gordas, pero que podemos ser todo»

Referentes

Ninguna de las dos actrices tuvo en su momento un referente en el que verse reflejadas e identificadas. Por eso, reivindican la importancia de esta obra. «Ahora hay muchos actores y actrices referentes que lo están petando», explica esta actriz, quien, a diferencia de Jiménez, reconoce que «he sido una gorda afortunada». «Somos mujeres que siempre hemos pesado más que la mayoría. Sin embargo, me considero afortunada porque he crecido rodeada de gente que me ha apoyado, por lo que me considero una chica segura y reivindicativa».

Ambas denuncian que siempre se han visto juzgadas por su peso, hechos que se verán representados en la obra. «Hay una chica que quiere ser actriz, pero no entra en el perfil, también tratamos la violencia estética…» indican.

Para ellas ahora la palabra gorda «es un escudo y un arma». «Antes que nos dijeran gorda nos hacía daño porque las palabras tienen mucho poder. Ahora ya no. Es a ellos a los que les molesta nuestro cuerpo», indican.

A pesar de que ya se empieza a hablar sin tabúes sobre la gordofobia, «el activismo es muy reciente». Por eso, esta comedia, en sus palabras, puede ayudar a cambiar la mentalidad social. «No nos van a parar. Esto es un aprendizaje constante», reivindican.

Interpretar cualquier papel

Otro de los problemas que ambas actrices pretenden denunciar a través de Gordas es el tipo de proyectos en los cuales se les encasillan. «Las actrices gordas no sólo tenemos que hacer papeles de gordas. Por eso, estamos luchando para interpretar cualquier tipo de personaje y situación porque somos libres y esta lucha no parará», concluye López.