Así puedes beneficiarte de las ayudas a artistas locales del centro de artes vivas de València

El Proyecto Turbines promete brindar apoyo económico y residencias de creación y técnicas

La acción cuenta con el respaldo del festival Dansa València y Espai LaGranja

La Mutant pone en marcha el Proyecto Turbines.

La Mutant pone en marcha el Proyecto Turbines. / ED

María Bas

La Mutant ha puesto en marcha este año una acción conjunta sostenida en el tiempo que dará respaldo a la creación local, el Proyecto Turbines. Este trabajo en red es fruto de un acuerdo con el festival Dansa València y el centro de recursos y mediación para la danza y las artes del movimiento Espai LaGranja. El objetivo es brindar apoyo económico y residencias de creación y técnicas a artistas locales emergentes. 

“Este proyecto pretende que los artistas puedan crear e investigar a largo plazo, sin prisas ni necesidad de resultados inmediatos. Desde las tres instituciones colaboradoras, intentamos acompañar a los creadores en sus procesos a partir de otras lógicas que se adapten mejor a sus necesidades”, describe la directora de La Mutant, Tatiana Clavel.

En esta primera colaboración, los seleccionados han sido el bailarín y coreógrafo Javier Hedrosa, asiduo en la acción expandida de La Mutant, y la bailarina y coreógrafa de danza física Paula Serrano. El criterio de selección se ha basado en el discurso artístico y la capacidad de evolución de las artistas. 

Gran proyección

Como desarrolla Clavel, “los aspectos que encontramos en común son trabajos de investigación a largo plazo y que se desarrollen de manera coherente. Se trata de creadores que tienen proyección y han iniciado su camino fuera de la Comunitat Valenciana por ellos mismos, sin prácticamente apoyos institucionales. Tanto Serrano como Hedrosa están saliendo de la emergencia y entrando en la profesionalidad, y necesitan este apoyo”.

Durante 2024 y 2025, ambos tendrán acceso a diferentes estancias, residencias y oportunidades para mostrar el punto en el que se encuentran en sus procesos. “Cuando ellos decidan o sientan que el trabajo está listo, estrenarán el espectáculo en el marco del festival Dansa València o en La Mutant”, avanza la directora del centro de artes vivas.

Con este respaldo, las carreras de ambos pueden evolucionar y desarrollar una personalidad artística. Los dos disponen de total libertad para poner en marcha sus proyectos. Cada estructura destina una bolsa económica a las creadoras para apoyarlas durante todo el proceso.

Primeras impresiones

Según describe el propio Javier Hedrosa, su paso por La Mutant ha consistido en poder probar diferentes materiales en relación con la pieza que está en proceso de creación y se estrenará en octubre en el espacio de artes vivas. Durante la semana de estancia, el creador de artes vivas ha podido disponer del espacio y trabajado con todo el equipo de la producción, que está conformado por Paula Romero, Adolfo García, Inés Muñoz y Diego Sánchez. 

“Hemos probado dispositivos que podrían funcionar en la pieza y desechado aquellos que no nos generaba tanto interés o no tenían demasiado sentido. Nos hemos decantado por un dispositivo que tiene que ver con el audio, para que cada espectador disponga de un auricular donde escuchar una parte de lo que tengamos que decir en escena, y otro que tiene más que ver con un trabajo de proyección”, ha avanzado Hedrosa.

El creador valora el Proyecto Turbines “muy positivamente”. Destaca la necesidad de este tipo de iniciativas en el territorio valenciano, “porque el sistema de las escénicas es muy complejo y precario, donde siempre es difícil encontrar los recursos económicos para poder sacar adelante las producciones de los trabajos”.

Javier Hedrosa y Paula Serrano.

Javier Hedrosa y Paula Serrano. / ED

A través de este tipo de proyectos compartidos entre las instituciones, lo que se consigue, según palabras del artista, “es afianzar o impulsar carreras y conseguir que los trabajos cuenten con unos recursos mínimos que, aunque nunca son los óptimos,  allanan mucho la posibilidad de arrancar para seguir buscando otros apoyos, recursos, residencias, coproducciones y subvenciones”. 

Hedrosa valora, especialmente, el apoyo a largo plazo a creadores que parten de un contexto de trabajo más experimental, “porque se entiende que necesitamos un tiempo para madurar, encontrar un lenguaje y afianzar equipos”.