10 de abril de 2011
10.04.2011

"Tenía mala fama entre los demócratas"

Juventudes Socialistas denunció en 1977 los «malos tratos» sufridos por tres de sus militantes detenidos por La 26

10.04.2011 | 07:30

«La Sección 26 se había creado durante la dictadura, con lo que tenía un carácter represivo muy marcado que hacía que tuviera mala fama entre los demócratas»,explica José Cabrera, antiguo edil socialista del Ayuntamiento de Valencia que fue concejal de Policía entre 1986 y 1991. Recuerda que esta brigada nocturna «actuó también en la represión de las manifestaciones y huelgas universitaria» de finales de los años 70, algo que vivió en persona cuando era estudiante de Económicas y vio cómo agentes de La 26 «se llevaban detenido a un joven por hacer una pintada en la facultad».
Levante, en su edición del viernes 18 de marzo de 1977, recoge una denuncia de las Juventudes Socialistas del País Valenciano (JSPV) por los «malos tratos» sufridos por tres de sus militantes detenidos «arbitrariamente» por La 26 tras un enfrentamiento entre jóvenes de izquierdas y de derecha en la entonces Plaza del Caudillo. La pelea se desató en la noche del 16 de marzo, cuando un joven se encaramó a la estatua ecuestre de Franco que dominaba la plaza para colocar en ella una bandera republicana con las siglas FSU del Frente Socialista Unificado.
La 26 también creó «escuela», pues Madrid, Málaga, Barcelona, Badalona y Zaragoza, y municipios valencianos como Gandia, crearon en los primeros años de la democracia unidades a imagen y semejanza de la brigada nocturna valenciana. Los agentes del grupo de capital aragonesa, formado en 1980 bajo las siglas Unidad de Vigilancia Especial (UVE), fueron entrenados en Valencia por La 26.
Cabrera recuerda que en la primera legislatura municipal democrática (1979-1983) «ya se quiso cambiar el sentido de aquella brigada tan específica, modificando los turnos de sus agentes y dispersándolos por el resto de unidades», reforma que no se acometió hasta 1985 y 1986, con la reorganización total de la Policía Local.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook