07 de septiembre de 2013
07.09.2013

Detenida una prostituta de 20 años por tener a su bebé de 14 meses en estado de abandono

La joven y su novio, que también ha sido arrestado, dejaban al niño con distintos vecinos La policía sorprendió al varón zarandeando al pequeño

06.09.2013 | 23:57
Tres mujeres que ejercen la prostitución en Velluters, en una imagen de archivo.

La policía ha detenido a una mujer de veinte años y a su pareja de veintiuno por mantener a su bebé de catorce meses en estado de abandono, según confirmaron ayer fuentes próximas al caso. La madre presuntamente dejaba al pequeño con vecinos mientras ejercía la prostitución en el barrio de Velluters de Valencia. La policía halló al menor en condiciones lamentables y de momento está bajo la protección de la Administración.
La intervención policial comenzó cuando dos agentes destinados en la zona vieron en una de las calles de Velluters a un hombre que gritaba y zarandeaba a un niño pequeño, que permanecía sentado en un carrito. Los agentes preguntaron qué pasaba y comprobaron que el bebé estaba en muy malas condiciones higiénicas. El pequeño se encontraba manchado con sus propias heces, que había depuesto horas antes y que estaban secas.
Los policías descubrieron que el menor es el hijo de una joven de veinte años que ejerce habitualmente la prostitución desde hace tiempo en el barrio de Velluters, según precisaron las mismas fuentes. Una vecina de la detenida confirmó a los agentes que algunos días se había quedado al cargo del pequeño. La mujer explicó a los policías que le tomaron declaración que la madre dejaba a veces desatendido al bebé durante horas y que su compañero sentimental tampoco se hacía cargo de los cuidados mínimos que necesitaba el pequeño. La arrestada dormía en algunas ocasiones en diferentes calles de Velluters. Los dos detenidos carecían de antecedentes.
La policía detuvo a la pareja el miércoles por un presunto delito de abandono de familia, que está castigado con penas de entre tres y seis meses de prisión. Los servicios sociales van a examinar el caso a fondo para tratar de comprobar si el menor tiene otros familiares que puedan hacerse cargo de él con el objetivo de garantizar su bienestar y que no se vuelva a encontrar en una situación de desamparo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook