Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Polémica

El Banco de Alimentos califica de "salvajismo" el reparto de comida de España 2000

El presidente de la entidad rechaza la acción solidaria solo para españoles en el barrio de Orriols

El Banco de Alimentos califica de "salvajismo" el reparto de comida de España 2000

Se suceden las reacciones al polémico reparto de una tonelada de alimentos sólo para españoles que organizó el pasado sábado en el barrio de Orriols el partido de extrema derecha, España 2000. El presidente del Banco de Alimentos, Jaume Serra, calificó la acción de «racista», «vergonzante» y «salvajismo puro y duro».

Serra aseguró que el Banco de Alimentos, que el pasado año repartió cerca de 6 millones de toneladas, casi medio millón de kilos de alimento cada mes, «jamás» ha colaborado con la entidad que preside. El presidente del Banco de Alimentos desveló que la ONG Hogar Patriota María Luisa Navarro, vinculada a España 2000, acudió «hace tiempo» a pedir colaboración al banco, pero se le negó por sus criterios de reparto únicamente para ciudadanos nacidos en España.

«Lo que ellos hacen no es dar comida a los necesitados, es discriminación y no puedo estar más en desacuerdo», señaló Serra, que comentó que las personas «son personas, independientemente de si son blancos, negros, azules o amarillos, y todos merecen nuestro respeto y cariño». «Hay que apoyar a quienes peor lo están pasando, que muchas veces son los que vienen de otras latitudes, que vienen sin documentación o de mafias que les han engañado», recalcó Serra.

«Para ser una entidad receptora del Banco de Alimentos hay que tener en cuenta que somos apolíticos y aconfesionales, no consentimos ningún tipo de discriminación social y que quien se compromete con nosotros tiene que poner en sus estatutos que la entidad 'repartirá alimentos a las personas necesitadas sin ningún tipo de lucro'», explicó Serra.

«Lo que hizo ayer en Orriols España 2000 es nefasto y lamentable, es de juzgado de guardia», continuó Serra, que terminó calificando el acto como «salvajismo puro y duro». Las entidades sociales que trabajan en el barrio decidieron la pasada semana no opinar sobre el acto de España 2000 para no dar «más voz de la debida», señalaron varias asociaciones, a una iniciativa que dividió un barrio con un 30 % de población inmigrante como es Orriols.

Compartir el artículo

stats