Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El soterramiento de la Ronda Norte en Benimaclet costaría 38 millones

Construir un túnel a lo largo de los 8,5 kilómetros de ronda actual requeriría una inversión de 580 millones, el doble que el canal de acceso ferroviario y siete veces la prolongación de Serrería

La ronda a su paso por Benimaclet.  | GERMAN CABALLERO

La ronda a su paso por Benimaclet. | GERMAN CABALLERO

El anuncio realizado esta semana por la Concejalía de Movilidad, controlada por Compromís, del inicio de los estudios para el soterramiento de la ronda norte, una vía de gran capacidad diseñada para sacar el tráfico del centro de la ciudad y que marca la última frontera urbana, suma un nuevo proyecto de túnel a los ya previstos y largamente esperados, desde el túnel ferroviario de Serrería hasta el canal de acceso del Parc Central, que llevan años reclamándose y no terminan de arrancar, entre otras cosas, por su elevado coste.

Figuración de la ronda norte soterrada de «Porta l’Horta»

La construcción de un nuevo túnel en la ronda norte, además de generar un nuevo desencuentro con los socios de gobierno del PSPV, que consideran »elitista» la propuesta de soterramiento porque solo se beneficiaría Benimaclet, dejando al margen a otros barrios que también conviven con el tráfico como Orriols, sumaría nuevos costes. En concreto, 38 millones de euros para soterrar 500 metros de ronda.

Una cantidad a desembolsar principalmente por el ayuntamiento, pero también por otras administraciones, según el proyecto alternativo que hace un año presentaron los vecinos al PAI de Benimaclet, bautizado como «Porta l’horta» que ya contemplaba el soterramiento de la ronda a su paso por Benimaclet, y cuyo coste se estimaba en 16 millones de euros.

Los cálculos de los servicios municipales duplican ampliamente la previsión de los vecinos al contemplar factores que complican la infraestructura, que tendría que ir a una profundidad considerable, al ser necesario dejar por encima metro y medio de tierra por encima para poder plantar arbolados.

El soterramiento parcial no solo no beneficiaría a los barrios vecinos de Benimaclet, sino que perjudicaría seriamente a Orriols que pasaría a tener una barrera infranqueable con la zona de la huerta situada a la otra parte de la ronda, en la medida que sea necesario rebajar la cota del túnel, puesto que las rampas tendrían que ser mucho más largas.

Los técnicos municipales del servicio de Infraestructuras también suman a los costes la construcción de las salidas de evacuación que se exigen en los túneles de más de 500 metros necesita salidas de evacuación.

Sería en suma una obra con una grave afección a toda la zona ya que al bajar tanto la cota del túnel, será necesario usar maquinaria pesada y construir desvíos para el tráfico mientras se lleva a cabo la actuación que casi inevitablemente ocuparían zonas de huerta.

La opción de soterrar los 8,5 kilómetros de ronda dispara los costes hasta 580 millones de euros, casi el doble que el coste del canal de acceso (250 millones) y siete veces que la prolongación del túnel de Serrería hasta el nuevo barrios de las Moreras (78 millones de euros).

Esta sería la inversión que requeriría para la construcción de túnel y sus infraestructuras complementarias en una primera estimación.

Unos costes a los que habría que sumar el de demolición de la ronda actual, y ajardinamiento superior.

El ayuntamiento de momento, según lo anunciado esta semana por el concejal de Movilidad, Giuseppe Grezzi, va a destinar 15.000 euros al estudio del soterramiento de la ronda «en todo el margen» de este barrio valenciano.

La propuesta de Grezzi de soterrar la ronda norte, después de bloquear otros túneles como el de las marginales del Jardín del Turia previsto en el plan especial de Ciutat Vella, no gustó a sus socios de gobierno del PSPV, que tienen las competencias de urbanismo, y que han dado prioridad a otras opciones para mejorar el encuentro de la ciudad con la ronda y la huerta a través de mejoras paisajísticas y de rebaje y ajardinamiento de taludes. El portavoz del PSOE, Borja Sanjuán, pidió en todo caso «una solución conjunta» para toda la vía periurbana y para todos los barrios de la ciudad.

Compartir el artículo

stats