Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El cierre parcial del tráfico en Ciutat Vella Nord afectará a 200 calles y plazas

El consistorio inicia hoy la fase informativa en la que se notifica a los infractores pero no se les multa

9

Las cámaras que multarán a los coches en el centro de València Germán Caballero

Unas 200 calles de Ciutat Vella Nord se verán afectadas por el cierre al tráfico para vehículos no autorizados, que hoy inicia su fase informativa y que empezará a sancionar a partir del próximo 1 de diciembre con denuncias de 60 euros.

De esta manera, las cámaras del Área de Prioridad Residencial (APR) situadas en la zona y que ya están en funcionamiento, podrán captar a los vehículos, furgonetas y motocicletas que circulen por las 179 vías marcadas de la zona, de las cuales 36 son plazas. Estas estarán cerradas permanentemente al tráfico no autorizado. De este listado, solo ocho se verán afectadas de manera parcial, es decir, en un tramo concreto.

Por otra parte, cerca de unas veinte vías de la zona también estarán condicionadas por este cierre al tráfico, ya que colindan con las afectadas. Así, por ejemplo, los conductores que circulen por la calle Samariego, no podrán acceder a la calle dels Serrans, la cual está afectada por la APR, a pesar de que el sentido de circulación se encuentra en esa dirección.

Otro caso es el de la vía Martín Mengod, que también es de sentido único hacia la calle de Mantes, a la cual no se podrá acceder.

Desde la asociación de vecinos Amics del Carme denuncian que todavía «hay muchas dudas por resolver en torno a esta iniciativa», la cual «consideran una de las más importantes de los últimos años para regular el tráfico en la zona». «Hay gente que vive en la periferia y no ha podido solicitar la autorización, por lo que tendrá que recorrerse toda la ciudad para acceder a una zona en concreto», denuncian. Por ello, reclaman al consistorio que la mesa de movilidad de Ciutat Vella «debería dialogar con los vecinos para ver cómo se va a llevar a cabo esta iniciativa y escuchar, así, sus propuestas».

Un vecino de la zona, por su parte, destaca que «no nos están dando facilidades». Por ejemplo, «si vivo en la calle Pinzón me obligan a dar media vuelta para poder acceder, por lo que pedimos que se establezcan otros itinerarios». Desde Amics del Carme también reivindican que las cámaras «no están colocadas en todas partes y creemos que hay sitios donde se deberían colocar porque se convertirán en coladores de vehículos».

«Esto va a mejorar la calidad de vida del barrio porque se va a descongestionar el tráfico, puesto que mucha gente circula por el centro para acceder a otras partes», pero reivindican que «hay otras maneras de llevarlo a cabo y, en este sentido, echamos de menos el diálogo por parte de la concejalía».

32

Un paseo por Ciutat Vella de finales de los años 80 Levante-EMV

Compartir el artículo

stats