Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El ayuntamiento ultima la adquisición de la venta de toros del Saler para derribarla

La Concejalía de la Devesa demolerá la construcción de los años 60 para regenerar la duna y la mallada

La venta de toros del Saler, abandonada desde hace una década

La «Venta de Toros» del Saler, un conjunto de edificios y corrales ubicados en pleno parque natural de l’Albufera en desuso desde hace al menos una década, será demolido una vez se firme la cesión del edificio y devolución de los terrenos por parte de la Diputación de València al ayuntamiento, un trámite que la Concejalía de la Devesa-Albufera, con Sergi Campillo, al frente inició formalmente hace dos años y que ahora se está ultimando, según han informado fuentes de la citada delegación a este diario.

El desmantelamiento de la venta se remonta a julio de 2017 cuando la Comisión de Medio Ambiente del Ayuntamiento de València inició, a instancias de una moción del PP, los trámites para pedir a la Diputación, como titular del edificio, la demolición del edificio, una de las construcciones fuera de ordenación que todavía existen en el Parque Natural de la Devesa, de cuya declaración como tal se han cumplido ya 36 años.

 La venta ocupa una superficie de 16.000 metros cuadrados calificados como Suelo No Urbanizable y parque forestal en el actual Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).

La venta de toros abandonada del Saler GERMAN CABALLERO

El entonces vicepresidente y diputado de Asuntos Taurinos, Toni Gaspar, ahora presidente de la institución provincial, mostró su predisposición a entregar la venta en desuso a la ciudad, aunque la operación no llegó a realizarse. La diputación llegó a anunciar oficialmente la cesión al ayuntamiento para «propiciar su regeneración paisajística». Ante la falta de avances, en mayo de 2019, la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de València aprobó, tal como informó este diario, iniciar la petición formal de cesión de la instalación taurina a la Diputación de València. Más de cuatro años después sigue sin concretarse la cesión del espacio, aunque las fuentes de la Concejalía de la Devesa aseguran que «estamos al final del procedimiento».

Tras la cesión, se iniciarán los trámites para la demolición de la construcción, en la actualidad muy deteriorada y vallada para evitar accidentes y vandalismo. El fin de la venta, que ha empezado a ser invadida por la maleza del entorno, será el mismo que el alcalde, Joan Ribó, ha defendido en los últimos días para el Sidi, el hotel «de lujo» construido también sobre las dunas del Saler y cuya licencia de actividad acaba de anular por caducidad el gobierno municipal tras más de un década cerrado y sin uso, a pesar de las peticiones de los vecinos y de los socios del PSPV en el gobierno de coalición que proponen que las instalaciones se reutilicen como residencia

para mayores. 

El gobierno del Rialto, concretamente la Concejalía de Actividades, ya rechazó el pasado verano el proyecto básico de regeneración del hotel Sidi Saler que presentaron Coral Homes (CaixaBank) y Divarian (BBVA) en septiembre de 2019 con el objeto de reactivar la infraestructura hotelera. El proyecto de remodelación del hotel contemplaba la reconversión del hace años hotel de lujo en un edificio bioclimático que mejoraría su integración paisajística en el Parque Natural de la Devesa, una intervención similar a la que se hizo en 2007 en el Parador del Saler, cuyo campo de golf también se construyó sobre la dunas protegidas. 

El PP fuerza a debatir en el pleno el futuro del Sidi

El futuro del hotel Sidi se debatirá en el pleno de este jueves al hilo de una moción urgente del PP. «La obsesión de Ribó de derribar el complejo hotelero es el nuevo capricho ideológico de Compromís», según la portavoz del PP, María José Catalá, que acusa a Compromís de «no tener en cuenta ni la opinión de los vecinos que apuestan por una residencia para mayores, ni los efectos positivos en el empleo que podría generar el proyecto de los propietarios». El alcalde, Joan Ribó, replicó ayer por su parte que es partidario de crear más residencias pero "no en un parque natural". En la moción, el PP exige al Ministerio de Transición Ecológica un pronunciamiento «claro y rápido» sobre la situación de concesión del complejo hotelero. «La demolición no es la solución se ha visto en El Saler», dijo Catalá.

Compartir el artículo

stats