Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más de 200 inversores esperan licencia para hoteles y alojamientos turísticos en València

Proyectos en la avenida del Puerto, el Cabanyal y el centro histórico esperan el visto bueno en algunos casos desde hace siete años

bancovalencia

Promover hoteles y apartamentos turísticos no parece la mejor inversión en València. Así al menos lo evidencia la existencia de 202 solicitudes de uso hotelero que se acumulan sin resolver desde 2015 en la Concejalía de Actividades del Ayuntamiento de València. La respuesta escrita que el gobierno municipal ha facilitado al concejal de Ciudadanos Narciso Estellés detalla el número de solicitudes recibidas entre 2015 y julio de 2022 para la apertura de nuevos hoteles de lujo, hoteles boutique, apartamentos turísticos o reformas de instalaciones ya existentes, entre ellas el Expohotel, que lleva dos años cerrado, o el hotel Sidi, que solicitó en 2016 licencia para renovar el hotel ubicado en primera línea de playa del parque natural de la Devesa. La concejalía de Actividades ha caducado la licencia que tenía el Sidi con la intención de que no pueda volver a funcionar y promover su derribo.

Los proyectos de nuevos hoteles en la capital se eternizan y algunos inversores desisten. Pese a la demora de años que arrastran algunos proyectos hoteleros las solicitudes recibidas para construir nuevos equipamientos hoteleros y alojamientos turísticos han aumentado tras la pandemia, al igual que ha ocurrido con las residencias de estudiantes, que tal como publicó este diario viven un auténtico boom en la ciudad, con 14 expedientes de hoteles para universitarios en tramitación. Entre 2021 y 2022 el servicio de Actividades ha recibido medio centenar de solicitudes. El interés de los inversores por el Cabanyal queda patente en las nuevas solicitudes de licencia, entre ellas, la que plantea en el número 61 de la calle San Pedro, en plena zona cero de los derribos del anterior plan de la prolongación de Blasco Ibáñez, la empresa Bac Kabanyal para la construcción de un apartahotel. El nuevo plan especial del Cabanyal pone límite a esta tipo de negocios en el antiguo barrio de pescadores, que solo podrán representar un 10% por manzana. En el número 70 del paseo de Neptuno también lleva esperando desde antes de la pandemia, en concreto desde octubre de 2019, el visto bueno el hotel de lujo del Grupo Recaba, dueños del Club de Playa de la Marina, que ha denunciado en reiteradas ocasiones el retraso en la concesión de la licencias.

Palacios de los Exarchs

Entre los hoteles que esperan licencia se encuentra el que promueve Euroinversiones 2000, la empresa también promotora del hotel de la antigua sede socialista de la calle Blanquerías, en el antiguo edificio del Banco de València, en la avenida del Puerto 31, donde proyecta un nuevo establecimiento hotelero. La solicitud de cambio de uso y licencia se presentó el pasado mes de julio.

Otra de las empresas que espera la aprobación del proyecto es Metrolevante la mercantil que compró hace ya años el antiguo cine Metropol, en la calle Hernán Cortés, que solicitó la licencia de "rehabilitación para uso hotelero" en abril de 2020 y todavía no la ha recibido. La compra del cine, obra de Javier Goerlich, por 4,2 millones de euros incluida en los presupuestos participativos de la Generalitat ha sido definitivamente descartada y el cine, que carece de protección, será objeto cuando el ayuntamiento de luz verde al proyecto derribado. La protección de elementos como la fachada queda así en manos de los propietarios.

El centro histórico de València, pese a las restricciones al tráfico por la implantación del Área de Prioridad Residencial, también es uno de los puntos de interés para los inversores que han vuelto a pedir licencias tras moratoria a los hoteles y apartamentos turísticos que el nuevo gobierno progresista aplicó mientras se tramita el nuevo plan especial de Ciutat Vella. El nuevo planeamiento también veta los apartamentos turísticos en la mayoría de los barrios del distrito pero sí permite la ubicación de hoteles en edificios históricos sin uso. Entre los nuevos hoteles proyectados está un cuatro estrellas previsto en el Palacio Centelles, en el número 33 de la señorial calle Caballeros, que solicitó licencia en enero de 2021. Más tiempo lleva en espera el promotor del hotel de los palacios dels Exarchs, con vistas a la remodelada plaza de Brujas, cuyo proyecto está en tramitación desde 2017.

En relación al elevado número de licencias en trámite en el ayuntamiento, la concejala de Actividades destacó que el ayuntamiento "trabaja con agilidad en multitud de licencias de todos los ámbitos, como por ejemplo en las instalaciones del nuevo recinto cubierto para eventos València Arena, pasando por nuevos hospitales, nuevos recintos culturales y, también, en los hoteles y instalaciones similares que solicitan instalarse en la ciudad". Con la reestructuración del servicio, apunta Lucía Beamud, "hemos conseguido tramitar la gran parte de licencias que tenia atascadas el gobierno del PP al mismo tiempo que tramitamos las nuevas".

16 expedientes resueltos en cinco años

Entre 2018 y 2022 el servicio de Actividades ha dado luz verde a 16 establecimientos hoteleros, entre otros, un hotel de Alta Hospitality en un solar (aún sin edificar) en Mariano Cuber 28. También se han resuelto las licencias de hoteles en la Colón 2 esquina con Russafa 3, en plena la milla de oro de la capital que tampoco se ha edificado; también se ha aprobado un hotel en Pintor Sorolla 17 y otro en Fernando el Católico 63, este pendiente desde 2016 y gestionado por L&H que abrió hace solo unos meses.

Compartir el artículo

stats