02 de septiembre de 2016
02.09.2016

Acusan a un hotel de Els Poblets de echar a unos jóvenes por hablarle al dueño en valenciano

El propietario afirma que tiró a los chavales por «maleducados y por liarse canutos» - La Plataforma per la Llengua le recrimina que discrimine a sus clientes

02.09.2016 | 00:13

El dueño del hotel El Bichet de Els Poblets (está en la carretera de les Marines y junto a la playa de l´Almadrava) echó el sábado por la noche a seis jóvenes que sostienen que se les puso de patitas en la calle por hablar valenciano. Los chavales, de hecho, presentaron al día siguiente una reclamación en la Oficina del Consumidor de Dénia. Afirman que el propietario les exigió que ante él hablaran en castellano. Y que, alzando la voz, les espetó que «estamos en España y ésta es mi casa y aquí se habla español». Los jóvenes también denuncian que el establecimiento les negó la hoja de reclamaciones.

El portavoz de la Plataforma per la Llengua del País Valencià, Manuel Carceller, advirtió ayer que prohibir a un ciudadano expresarse en valenciano «es un caso flagrante de discriminación por razones de lengua» que va en contra del Estatut d´Autonomia, de la Llei d´Ús i Ensenyament del Valencià y de la Constitución Española. Avanzó que pedirá a la Generalitat Valenciana que intervenga.

Mientras, Escola Valenciana advirtió de que un hotel sin trabajadores competentes en valenciano «no da un buen servicio». Expresó su apoyo a los jóvenes «menospreciados por haber ejercido su derecho a hablar en valenciano», y les ofreció su Oficina de Drets Lingüístic para denunciar el supuesto caso de discriminación.

El presidente d´Escola Valenciana, Vicent Moreno, apuntó que «saber valenciano está ligado a la calidad del servicio». «Un hotel que vive del turismo y tiene trabajadores que no son competentes en valenciano pero sí en otras lenguas no está a la altura de sus clientes», aseguró.
Por su parte, el propietario del establecimiento, Alberto Arroyo, negó que hubiera despachado a los jóvenes por dirigirse a él en valenciano. «Sí, les dije que se marcharan por favor, pero porque eran unos cochinos y unos maleducados y estaban liándose canutos delante de otros clientes», sostuvo Arroyo, que dijo que, sobre todo, una chica fue la que «se comportó con muy poca educación». «Se tiraba eructos delante de todo el mundo», dijo.

Arroyo, que es natural de Madrid, precisó que la mayor parte de los clientes de su hotel provienen de la Comunitat Valenciana. «Aquí se hospeda gente de Ontinyent, Alcoi, Ondara, El Verger, Dénia o Gandia. Y nunca hemos tenido problemas con nadie. Yo entiendo el valenciano, pero si hay alguna palabra que no sé qué significa pido que me la digan en castellano. No creo que eso sea tan grave», explicó.

«Aquí no se discrimina a nadie»
«La verdad es que nunca había visto a una persona tan maleducada como esa chica. Mis amigos valencianos están sorprendidísimos de esta polémica. No dan crédito. Venid cuando queráis sin decir que sois periodistas y hablarme en valenciano. Comprobaréis que éste es un negocio familiar en el que no se discrimina a nadie», concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine