06 de enero de 2016
06.01.2016
Jugador valencianista

Rodrigo quiere recuperar el desborde de cuando llegó

El delantero pretende ganarse otra vez el cariño de Mestalla después de volver de la lesión con una asistencia de gol ante el Madrid - «Creo mucho en él», destaca el técnico inglés

06.01.2016 | 04:15
Rodrigo quiere recuperar el desborde de cuando llegó

«Estoy muy impresionado con él. Desde que ha vuelto de las Navidades ha entrenado fantásticamente bien. Tuvo muy buen impacto en el partido del Real Madrid. Creo mucho en él, tengo mucha fe». Como con muchas otras cosas desde su llegada a Valencia, Gary Neville parece entusiasmado con el regreso de Rodrigo Moreno (Río de Janeiro, 24 años).

El delantero hispano-brasileño, ausente desde el pasado 25 de octubre tras caer lesionado gravemente de la rodilla izquierda en el Vicente Calderón, tiene muchas opciones de revivir esta tarde las sensaciones de ser titular en Mestalla. Su dulce reaparición el domingo ante el Real Madrid, con una asistencia de gol en forma de cabezazo, le ha abierto la puerta, de nuevo, del once blanquinegro. El entrenador británico, hasta el momento sin poder contar con Feghouli, está dispuesto a tenderle la mano para que rubrique su reivindicación como futbolista después de un año y medio muy irregular.

Rodrigo se convirtió en el primer fichaje „pagado por el Valencia„ desde la proclamación de Peter Lim como máximo mandatario de la entidad. El delantero, internacional absoluto en una ocasión (debutó el 12 de octubre de 2014 ante Luxemburgo), costó 30 millones de euros y ese precio lo convirtió en una de las incorporaciones más controvertidas del singapurés.

Sobre todo porque su notable arranque de temporada el año pasado, cuando Rodrigo destacó por su velocidad, su descaro y desborde partiendo desde la banda derecha, se difuminó con el paso de las jornadas. Aún así, con Nuno en el banquillo, fue titular en la gran mayoría de los encuentros „participó en un total de 32„. Por contra, el ex del Benfica se mantuvo escorado en el extremo diestro, donde perdió su idilio con el gol „sólo celerbó cuatro el curso pasado„, hasta desesperar a un sector de la grada de Mestalla que no ha dudado en silbarle en más de una ocasión. Su intermitencia, acompañada de poco acierto ante la portería rival, le condenaron en tardes como la del partido frente al Espanyol en Cornellà, cuando un grave error suyo ante el portero «perico» precedió al tanto que dio la victoria a los catalanes.
Además, con Negredo y Alcácer optando cada semana a la titularidad, Rodrigo ha tenido que conformarse con pelear por un puesto en la banda con Feghouli y Santi Mina, pese a que su posición natural es la de delantero.

Con todo ello, el 25 de octubre, en el duelo de los valencianistas ante el Atlético „con Rodrigo como delantero centro„, un chasquido seco en la rodilla izquierda anunció una rotura parcial del ligamento posterior. Al futbolista le esperaban más de dos meses de parón para recuperarse y preparar un regreso con la mente limpia.

Sucedió el domingo, ante uno de sus ex equipos, el Real Madrid. Saltó al césped y regaló el gol del empate a Alcácer. Una oportunidad aprovechada para reconquistar el cariño del valencianismo y abrir una ventana de esperanza, personal y colectiva. «Bien, me sentí bastante bien, cómodo y mejor de lo esperaba. Feliz por haber ayudado al equipo en el empate», reconocía después el hispano-brasileño.

La ilusión de la Copa del Rey
Para Rodrigo, la Copa puede suponer el escenario en el que ganarse un puesto en la Liga. No obstante, el futbolista no duda en señalar que esta competición podría ser el punto de encuentro en el que reenganchar la ilusión del aficionado. «Todos tenemos la ilusión de la Copa. Es un torneo que permite tener más posibilidades de ganar un título. El año pasado no hicimos un buen papel pero esperamos este año llegar más lejos. ¿Por qué no ganarla?», concluye Moreno.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine