07 de abril de 2016
07.04.2016

Ayestarán se los lleva a la playa para liberar estrés

La plantilla se aísla por la mañana en El Saler y después come en el Parador para hacer piña

07.04.2016 | 04:15
Ayestarán se los lleva a la playa para liberar estrés

En medio del pavor que provoca estos días la delicada situación del Valencia en la clasificación, el entrenador del equipo, Pako Ayestarán, sacó ayer a sus futbolistas del ruido y los aisló en el paradisíaco entorno del Parador Nacional de El Saler como ejercicio terapeútico. Fue una jornada totalmente novedosa, nada que ver con las habituales sesiones de la Ciudad Deportiva de Paterna. A pocos días del trascendental partido del domingo ante el Sevilla (Mestalla, 16 horas), los futbolistas liberaron presiones en el lugar que en su día cautivó a Guus Hiddink como técnico del Valencia. También recurrió al Parador Rafa Benítez, con Ayestarán entonces de preparador físico del equipo. Como entonces, los jugadores disfrutaron ayer de los alicientes que ofrece el lugar: el excelente estado del césped del campo de fútbol , el contacto con la naturaleza, la tranquilidad y la cercanía con el mar. Más allá del entrenamiento, la sesión tuvo un gran componente psicológico. Después, hubo comida de grupo en el mismo Parador para hacer piña.

La sesión comenzó a las 11 de la mañana con ejercicios técnicos con el balón y terminó con una serie de ejercicios físicos en la misma playa. Sin los muros y las lonas que «protegen» a los futbolistas diariamente en las instalaciones de Paterna, sin los ojos de los aficionados que suelen esperar a los jugadores en el aparcamiento, el de ayer fue como un día de excursión. Un cambio de rutina absoluto con el que Ayestarán trata de recuperar el ánimo de los jugadores en el peor momento de la temporada. El Valencia ha perdido los cuatro últimos partidos y está 6 puntos por encima de la zona de descenso, con sólo 7 partidos para el final de Liga, con rivales de la envergadura del Sevilla, Barça, Villarreal o Real Madrid. Ante semejante panorama, nada mejor que cambiar los hábitos de vez en cuando. Habrá más sesiones como la de ayer en El Saler. El Parador, mucho más integrado en el paisaje dunar después de su reforma de 2007: conserva intacto su campo de fútbol, sembrado con el mismo césped fino de los «greens» del campo de golf que lo rodean.

El trabajo de recuperar el ánimo de los futbolistas, la autoestima, está en marcha por parte del cuerpo técnico. Lo demostró Pako Ayestarán y también su ayudante, David Caneda. El segundo entrenador transmitió mensajes positivos, uno tras otro, a los jugadores desde el comienzo de la sesión. Estuvo especialmente cariñoso en el rondo que dirigió con André Gomes, Negredo, Santi Mina y el canterano Caballo. «Perfecta, esa dejada ha sido perfecta», le gritó al centrocampista portugués, que ayer confirmó su recuperación para jugar ante el Sevilla. «Qué buena es esa, Álvaro, qué buena», le insistía a Negredo. Los mismos elogios fueron dirigidos a otros compañeros. «Sois muy buenos», le dijo más de una vez. No lo hubiese hecho mejor un psicólogo ayer sobre el césped calidad suprema del Parador.

El cambio en las rutinas de trabajo continuó con intensos ejercicios de circulación del balón y de conducción, todos ellos encaminados a dos cosas: mejorar la confianza de los futbolistas en su contacto con la pelota y, de paso, a mejorar una forma física nada recomendable para un equipo de élite a estas alturas de temporada., fruto de una planificación mal organizada. Ayestarán, experto en la materia, se ha puesto manos a la obra. Poco después, se llevó a los futbolistas a la playa, a apenas 50 metros de distancia por un sendero entre las dunas. Prácticamente solos, sin interferencias de ningún tipo, los futbolistas entrenaron durante un rato en la arena para fortalecer la musculatura.

Gomes, Mina y Enzo, en progresión

En Paterna se quedaron trabajando aparte, por sus respectivas lesiones, Joao Cancelo, Jose Luis Gayà, Denis Cheryshev y Zakaria Bakkali. Los tres primeros se desplazaron después a El Saler para comer junto al resto de sus compañeros. Por la tarde, hubo entrenamiento en Paterna. Ninguno de ellos llegará para el duelo del domingo ante el Sevilla, cosa que sí sucederá con André Gomes, Enzo Pérez y Mina, que ya trabajan con normalidad junto al grupo.

Tras el partido del domingo, el Valencia no jugará hasta el domingo siguiente, 17 de abril, en Barcelona, ante el líder, a las 20.30 horas. Ayestarán tiene previsto realizar sesiones dobles de entrenamiento, como ayer, la próxima semana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine