17 de julio de 2016
17.07.2016
Entrevista

Óscar Fernández: "Ayudo a los chavales a ser lo que me hubiese gustado ser a mí"

Al técnico valenciano del Atlético le brillan los ojos cuando recuerda los dos partidos que dirigió al Valencia

17.07.2016 | 04:15
Óscar Fernández: "Ayudo a los chavales a ser lo que me hubiese gustado ser a mí"

Exentrenador del Valencia. El actual técnico del filial del Atlético de Madrid viene de ganar la Liga y la Copa del Rey con el juvenil colchonero. En la cantera del Valencia también ganó la Liga con el juvenil antes de hacerse cargo brevemente del primer equipo en 2007.

Oscar Rubén Fernández (Valencia, 41 años) ya acumula una dilatada experiencia como técnico en España, Grecia y Qatar, pero todavía se emociona cuando recuerda los dos partidos que dirigió al primer equipo del Valencia CF en la temporada 2007-08, en la transición entre Quique Flores y Ronald Koeman.

¿Cuál es el secreto para haber triunfado como entrenador de los juveniles tanto del Valencia (campeón de Liga y de la Copa de Campeones) como del Atlético de Madrid (reciente campeón de Liga y de la Copa del Rey?
Yo soy afortunado de poder ayudar a crecer y a formarse a los chavales. La clave es la sinceridad, llegar a estar en sintonía con ellos y a trasmintir esa pasión. Tengo ´feeling´ con los jugadores. Estoy más colgado que ellos. Soy un joven. Me voy con ellos y les pregunto: ´¿Qué te pasa con la novia?». Les ayudo a ser lo que me hubiese gustado a mí ser. Mi virtud es que he sido docente.

¿Qué echa de menos de su época de profesor?
La posibilidad de formar. En Massanassa enseñábamos a tres gitanillos a contar y a manejar internet. Con el Aspire (club al que entrenó en Qatar), estuvimos 4 veces en Senegal y allí la gente no tiene nada. Ni agua. Te das cuenta de lo afortunados que somos y de cómo puedes ayudar jugando a fútbol. Mi hijo Rubén (siete años) se queda flipado. Porque, al final, todos entrenamos más o menos igual. Pero cada vez que me visto de entrenador, tengo gente delante a la que debo ayudar a crecer. Es gente que me necesita y tengo la ilusión de ayudarles. Cada vez que te vistes de futbolista o de entrenador, es un día importante. Soy un afortunado.

¿Qué diferencias hay entre aquel juvenil del Valencia y este del Atlético?
Las dos fueron el triunfo de un grupo de chavales con mucha ilusión. La capacidad de ganar al Madrid, tanto en el Valencia como en el Atlético, fue el compromiso de un grupo. En aquel Valencia juvenil estaban Lillo (Sporting), Jaume Costa (Villarreal), Montoro (Las Palmas), Pierrick, Olcina, Ximo Forner, Carles Marc, Moraga, Alexis, Arturo, Yago... Era el grupo. Fue un año increíble: ganamos la Liga y la Copa de Campeones y estuvimos a punto de hacer el triplete, pero perdimos la Copa del Rey contra el Albacete (2-1).

¿Qué tipo de jugador fue?
No sabría decirle. Un jugador comprometido con el entrenador. Jugaba de lateral derecho, lateral izquierdo, de central, mediocentro... Jugué en Levante con López Ufarte y ya empecé a entrenar fútbol sala en El Clot.

¿Y lo de su nombre, Oscar Rubén, viene del exdelantero argentino del Valencia de los años setenta?
Sí. Mi padre. Mi madre se puso de parto y mi padre se fue a la vieja Paterna con una pelota, se la firmó Valdez y de ahí mi nombre. Mi padre es ´xoto´ perdido.

Porque usted es de Torrefiel y todavía va a cortarse el pelo al barrio.
Siempre. A la peluquería de Jose. Soy de la avenida Peset Aleixandre. Soy muy de barrio. Allí empecé a jugar en El Clot, en el instituto, iba al colegio a Salesianos y después me fui a jugar al fútbol al Don Bosco. Mi madre me dejaba en la parada del bus del 6, 45 minutos de viaje, nos esperaba la madre de otro y nos llevaba a entrenar. Y después, de vuelta de noche a casa otra vez el mismo recorrido. Allí se formaron Soldado, Nando...

Y comenzó a entrenar en el Torrelevante.
Comencé en el Torre poco a poco, fuimos subiendo, y ver ahora los equipos que tiene, la Tercera División, el Amateur... Mi hijo juega allí. Yo puedo estar en el Atlético o en Qatar, pero debes saber de dónde vienes y a dónde vas. Tengo el mismo teléfono desde hace 20 años.

¿Cómo es la cantera del Atlético?
Con muchas ganas de crecer por parte de la gente que trabaja en ella, desde arriba, Miguel Angel Ruiz, Emilio Gutiérrez o Carlos Aguilera, hasta abajo.

¿Qué relación tiene con Simeone?
Buena, es el técnico del primer equipo, es especial, muy educado y es top. Tengo más relación con Germán Burgos.

¿Las categorías inferiores deben jugar como en primer equipo?
No, tenemos libertad. Tenemos un modelo de juego, pero vamos adaptándonos si toca contraataque, ataque directo...Formamos jugadores para que, cuando lleguen al primer equipo, puedan adaptarse a todos los modelos de juego.

¿Cómo recuerda los dos partidos que dirigió al Valencia en Primera, hace ya casi 10 años?
Siempre veía el fútbol, en Mestalla, como mi amigo El Wissa, y el día que debuté, contra el Madrid, desplegó una pancarta: ´Tu sueño es nuestro sueño´. Que un tío con el que has ido al fútbol desde pequeño, que has celebrado la Liga de Sevilla, la Liga de Málaga, que has sufrido la final de Copa perdida contra el Depor, las finals de Champions perdidas... Fue muy emocionante. De esos dos partidos, perdimos 1-5 contra el Madrid y ganamos 0-2 frente al Mallorca. Ese día marcó Morientes, se lesionó Alexis de la rodilla y Timo Hildebrand lo paró todo. Jugamos con Caneira de lateral derecho, Alexis, Helguera... Albelda y Manuel Fernandes... Angulo por la izquierda, Morientes y Silva. Se fue Alexis, pusimos a Caneira de central, entró Miguel, Vicente hizo un partido escandaloso. Y siempre me acordaré del segundo gol: se fue Silva de todos y puso el pase atrás al ´Moro´. Tengo la camiseta de ese día de Albelda, que estuvo espectacular. A mí me jode hablar de Albelda, porque no hemos sido justos con él. Un tío que viene de abajo, que se puso el brazalete de capitán y demostró lo que es un capitán. Y que le pagaran como le pagaron (apartándolo junto a Cañizares y Angulo del equipo), que se quedó fuera de la Eurocopa de 2008 (el puesto de Senna era suyo). Yo iba a Mestalla a ver a Albelda y Baraja en el medio, Rufete a la dercha, Kily y Vicente a la izquierda, ufff.

Pero usted lo vivió de cerca en el club. ¿Qué pasó?
Sí, estaba dentro. Koeman era muy especial. Creo que desde arriba barruntaron todo, pero no me gusta pensar mal de las personas.

Y usted se va en 2011 al Huracán, ese club salido de la nada.
Estuve en la organización. Ellos van a hacer un club, contactan conmigo para entrenar al primer equipo, digo que sí, había acabado con el Valencia y vovía a la escuela porque yo tenía una excedencia (un colegio de secundaria de Massanassa y de Alfafar, daba Educación Física). Pero me sale una oferta de Grecia y me voy a entrenar allí.

Pero, ¿quién había detrás del Huracán?
Nunca te lo podré decir. Hablé con Toni Hernández, me ofrecieron la posibilidad, pero salió algo mejor.

Y se va a Grecia, al Asteras Tripolis
Apasionante. Desde comenzar muy bien, con un gran fútbol, a no ganar, a no hacer la alineación del presidente y a mandarme a casa. El fúbol griego. Cinco meses. Tripolis, una ciudad pequeñita y muy futbolera. Una experiencia muy chula. Con mis ideas llegué y con mis ideas moriré.

Y de ahí a Qatar.
Primero al Gandía, con muchos problemas, de hecho no he cobrado los cuatro meses que trabajé, y de ahí a Doha. Me llamó Julen Masach, el preparador físico de Emery, y Roberto Olabe me contrató. Y estuve tres años y medio espectaculares, viviendo otra cultura, otra mentalidad, otra forma de entender el mundo. Allí conocimos a Raúl González, que nos ayudó en todo. Allí entrené a la selección sub17 qatarí. La calidad de vida es muy alta: la mejor casa, el mejor coche... Mi hijo, por ejemplo, me dice: ´padre, ¿por qué en Valencia no tenemos piscina en casa?´ Después hace 45 grados a la sombra, es el desierto, pero quieren hacer cosas importantes y empujan el fútbol para llegar al Mundial 22.

¿Cómo llega al Atlético?
Tengo amistad con Miguel Angel Ruiz, de aquí en el Valencia, teníamos la misma sintonía en el fútbol. Tenía contrato con el Aspire, pero quería volver a casa con mi madre porque faltó mi hermano y quería estar cerca de ella.

¿Qué le ha parecido la Eurocopa?
Muy desilusionado. Esperaba más novedades tácticas... esperaba más de los entrenadores. Han ido demasiado a fuerza, al perfil físico... nos hemos olvidado del talento, de ese jugador por detrás del delantero. Quitando a Alemania, que es la que más ha ofrecido, el resto ha jugado a no perder.

¿Qué le pasó a España?
Que son ocho años más mayores. Después de Brasil 2014, nadie ha dado un golpe encima de la mesa, que es lo que hizo Luis Aragonés después de la derrota contra Irlanda. Dijo: ´Vamos a jugar con los pequeños´.

¿Qué le parece el fichaje de Nani por el Valencia?
Cuando entró Eder en la final y pudo tirarse más a la banda, estuvo muy bien. Es de los que gustan en Valencia, eléctrico, se va por dentro, por fuera...

¿Ayestarán?
Lo conozco de su época con Emery. Es serio, trabajador, tiene las ideas claras... El club ha confiado en Pako, que le den un poco de confianza. Tiene ilusión, está en el club que quería, lo han renovado...

¿Qué entrenadores tiene de referencia?
Tengo la fortuna de verle la pasión y la forma de trabajar del Cholo: todo todos los entrenamientos son por algo, cómo va a defender, cómo va a atacar, todo tiene un porqué. Me gusta el Rafa benítez de las eliminanatorias... y Guardiola, por todas las variantes que le ha dado al fútbol. También he tenido la suerte de trabajar con Emery en el Valencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine