14 de agosto de 2016
14.08.2016
Valencia CF 21Fiorentina
 

Parejo pone a jugar a los chicos

El 10 lidera en el último tramo a los jóvenes Lato, Carlos Soler y Rafa Mir, que marca al final para ganar el trofeo Naranja - El Valencia supera las dudas del arranque y acaba remontando con un notable ejercicio de presión en campo contrario

14.08.2016 | 00:41
Parejo pone a jugar a los chicos

Mejor de lo esperado. Parejo se sobrepuso a los pitos y dirigió con clase la remontada del Valencia ante la Fiorentina gracias al ímpetu de los jóvenes en el último tramo: la voracidad de Lato, Carlos Soler y Rafa Mir (autor del tanto de la victoria tras una magnífica acción de Parejo) hincaron la rodilla de una Fiore tibia.

La presión en campo contrario trabajada por Pako Ayestarán dio sus frutos a medida que avanzaba el choque. El Valencia comenzó a asfixiar al Fiorentina en la cancha italiana. Y le salió una preciosa jugada al cuadro de Ayestarán culminada por un cabezazo de Alcácer al larguero. Antes, Parejo protagonizó el pase de la noche: un envío en profundidad a la cabalgada a la contra de Rodrigo Moreno, que disparó alto. El público le fue cogiendo el tranquillo a su equipo después de un arranque descorazonador: el golazo de Bernardeschi, un zurdazo por la escuadra contraria desde el pico derecho del área, retrataba la pasada campaña. Los mismos defectos defensivos con un Abdennour en la diana. Pero entre Medrán y Parejo se empeñaron en borrar los malos recuerdos. Entienden el fútbol de la misma manera, imponiendo su calidad técnica. Aquí un regate, una pared o un cambio de orientación. Encomiable el esfuerzo de Enzo Pérez por amarrarse a una posición, medio defensivo, que le era ajena la pasada campaña, muy solidario con los centrales (la velocidad de Vezo puede ser aprovechable). Rodrigo aprovechó un error en la cesión a su portero de Astori para empatar. Y calmar los nervios de Mestalla. Muy a pesar de su miles de detractores, Parejo es el futbolista más completo del Valencia: controla, pasa, chuta y juega con inteligencia.

El partido se enfrió tras una fea entrada de Cancelo a Borja Valero, que se marchó retorciéndose de dolor. De nuevo la presión en campo contrario, afilada por Rodrigo, reactivó a la grada. En esa fábrica inagotable de laterales izquierdos, Lato dejó ganas de más: eléctrico y valiente para pisar el área contraria. Minutos finales para Fede Cartabia, madurado por el azote de Riazor. Para Carlos Soler, el chico de la casa con pinta de gran mediocentro. Y para Rafa Mir, cuya persistencia le dio el merecido premio del gol.

Ayestarán, tras el partido dijo que el Valencia se interesa por Mario Suárez, del Watford.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine