17 de abril de 2015
17.04.2015
El gran desconocido

Las Hespérides, un jardín de colección

Un grupo de esculturas de la mitología griega y una colección de naranjos son el cuerpo principal de uno de los espacios verdes más sorprendentes de Valencia

17.04.2015 | 13:13
Las Hespérides, un jardín de colección

El Jardín de las Hespérides es una de las gratas sorpresas que todavía puede ofrecer la jardinería de la ciudad de Valencia. Situado junto al Botánico, reúne en apenas 4.700 metros cuadrados una colección de escultura mitológica griega y un huerto de naranjos.

Aunque los jardines de Valencia (viveros, Monforte, Ayora, etc.) son ampliamente conocidos por el gran público, aún hay alguno que puede considerarse desconocido y sorprendente. El ayuntamiento lo califica directamente como jardín de «colección» tanto por su singularidad como por su coqueta belleza. Se trata del Jardín de las Hespérides, un espacio de apenas 4.700 metros cuadrados (medio campo de fútbol) enclavado entre el Jardín Botánico y el polémico solar de Jesuitas.

Precisamente de ese conflicto nació el jardín al que hoy dedicamos el «Ocio Verde». A falta de un acuerdo global sobre este solar, algunos propietarios cedieron su parte al ayuntamiento y eso permitió hacer este primer tramo de zona verde, que en el futuro se verá acompañado de la ampliación del Botánico sobre el resto de la parcela.

La entrada se encuentra en la calle Beato Gaspar Bono y está concebido como un «hortus conclusus», con una puerta de entrada que se abre puntualmente invitando a la entrada. El eje central del jardín son las esculturas de la mitología griega que lo salpican, piezas en bronce acompañadas de agua y jardines cerrados en el fondo por una secuencia intermitente de cipreses. El árbol de los frutos de oro, las esculturas de las ninfas y su metamorfosis en árboles, la escultura del héroe o el fantástico dragón convertido en serpiente son algunos de los iconos más visibles.

Pero ahí no termina la sorpresa de este pequeño parque, porque detrás de esa cortina de cipreses se esconde una colección de cítricos, de 50 variedades, que conecta la agricultura, la tierra y la mitología en un mismo conjunto. Este huerto sirve incluso para recuperar algunas de las especies que se perdieron en el cercano Jardín Botánico.

Hay cidro, limonero, mandarino, naranjo dulce, naranjo amargo o pomelo, cultivados de todas las formas posibles ideadas en la huerta valenciana. El naranjo era, de hecho, el elemento fundamental de los huertos en tiempos de Alfonso el Magnánimo, una ápoca en la que los jardineros de la ciudad eran muy apreciados.

Al tratarse de un jardín cerrado, existe un horario de visita que se amplía dos horas en la temporada de verano, la actual, para que pueda disfrutarse desde las diez de la mañana hasta las ocho de la tarde.

La lectura, la contemplación, la botánica o la mitología son buenos motivos para visitar este espacio, uno de los menos frecuentados y aprovechados de Valencia. Como servicios, sólo puede apuntarse una fuente de agua, pero hay lugar para sentarse y descansar con una vigilancia casi permanente de los jardineros que lo cuidan a diario.

También es fácil llegar hasta allí. Enclavado en pleno barrio del Botánico, forma parte del distrito de Extramurs y está conectado por transporte público con cualquier parte de la ciudad a través de las líneas 7 y 81 de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) o de la Línea 1 (estación Turia) del metro de Valencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

València

Sale a concurso la ampliación de la entrada a València por la V-21 con 29 millones de euros

Las obras permitirán desdoblar los carriles de acceso tanto en el paso inferior como en la glorieta

El centro camerunés niega las denuncias y los sindicatos apoyan a la Policía Local

CC OO y STA-IV focalizan sus críticas en la portavoz municipal de València en Comú por atacar a...

Los empresarios de apartamentos aceptan la tasa turística con condiciones

Los empresarios de apartamentos aceptan la tasa turística con condiciones

Exigen que el dinero recaudado revierta en la oferta de la ciudad y los protocolos sean claros

Sanidad usa un nuevo veneno para las ratas de los árboles y avisa de que irán por la calle moribundas

El producto químico lo ingieren los roedores durante tres días y tarda otros cinco en hacer el...

Adjudican las obras del túnel de Germanías con cámaras de seguridad para viandantes

Adjudican las obras del túnel de Germanías con cámaras de seguridad para viandantes

Binaria realizará los trabajos de remodelación por un importe total de 279.543 euros y un plazo de...

Los ´clicks´ vigilan la ciudad

Los ´clicks´ vigilan la ciudad

Un joven artista de 23 años afincado en València llena las calles de pequeñas esculturas basadas...