25 de agosto de 2015
25.08.2015

Detenido por robar el uniforme de un bombero

El material que fue sustraído en el retén del Carmen, un chaquetón, una emisora y una linterna, está valorado en unos 2.000 euros

25.08.2015 | 04:15
Detenido por robar el uniforme de un bombero

Un joven de 30 años ha sido detenido por la Policía Local de Valencia poco más de veinticuatro horas después de haberse colado en las dependencias policiales del retén del Carmen, inaugurado hace apenas unos meses, y sustrajera la equipación de un bombero, cuyo parque comparte este cuerpo con la Primera Unidad de Distrito de la Policía Local. El presunto ladronzuelo se apoderó de un chaquetón, la emisora y la linterna, todo ello valorado en unos 2.000 euros.

El robo se produjo durante la madrugada del pasado jueves 20 de agosto en el retén del Carmen que comparten la Policía Local de Valencia con el Cuerpo Municipal de Bomberos. Al parecer, el joven entró aprovechando que la puerta se encontraba abierta, por lo que está acusado de un delito de hurto, y se apoderó del chaquetón de bomberos que había colgado en una percha, así como el resto del equipo con el que cuenta esta uniformidad lista para ser usada en caso de aviso.

La Policía Local revisó las cámaras de seguridad de las dependencias policiales y comprobó entonces que en las mismas se podía observar a dos jóvenes circulando en bicicleta y cómo uno de ellos se bajaba a la altura del retén situado en la calle Alta del centro de Valencia y entraba, saliendo acto seguido con una chaqueta de bomberos puesta. Los agentes de la 1ª Unidad de Distrito de la Policía Local lograron identificar al acompañante del sospechoso, ya que éste había usado una bicicleta de Valenbici.

Una vez identificada la persona que alquiló la bicicleta con la que accedieron al lugar de los hechos y tras entrevistarse con ésta, la policía dio con el presunto autor del robo, un joven de 30 años y nacionalidad española. El sospechoso, que se encuentra actualmente trabajando en el extranjero y había venido de vacaciones a la ciudad, se mostró arrepentido por los hechos ocurridos y devolvió todas las pertenencias sustraídas ilegalmente. No obstante, fue detenido por las fuerzas de seguridad y puesto a disposición judicial acusado de un delito de hurto, ya que el importe de lo sustraído ascendía a cerca de los 2.000 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook