12 de enero de 2016
12.01.2016
Reordenación

Así es el proyecto para peatonalizar el entorno de la Lonja de Valencia

El ayuntamiento eliminará el tráfico ante el edificio a finales de enero y limitará el acceso a la plaza del Mercado

12.01.2016 | 16:03
Tráfico rodado en el entorno de la Lonja.

El Ayuntamiento de Valencia ha presentado el anteproyecto de actuación alrededor del Mercado Central, que ha sido respaldado por todos los actores implicados de la Mesa de Movilidad y que supondrá implantar a finales de este mes medidas encaminadas a liberar de tráfico en el entorno de la Lonja.

La medida, debatida con vecinos, comerciantes del centro histórico y del Mercado Central, EMT y representantes de la distribución comercial y la hostelería, se implantaría mediante una actuación blanda, con pintura y mobiliario urbano.

El proyecto, ha informado el consistorio en un comunicado, consiste en limitar el acceso a la plaza del Mercado, desde la calle María Cristina, para residentes, distribución comercial y acceso al sótano del Mercado y suprimir el itinerario hacia la calle Bolsería.

Así, se eliminará el tráfico por delante de La Lonja y se avanzará en la habilitación como zona peatonal de la plaza del Mercado, en el tramo entre las calles Vieja de la Paja y En Colom.

Además, se habilitará como zona peatonal la calle Danzas, entre la calle En Colom y la plaza del Doctor Collado, eliminando también el tráfico de paso por detrás de la Lonja.

Del mismo modo, se reducirá la sección de la calzada para circulación de vehículos, de dos a un carril, con el objetivo de pacificar el tráfico que circule por esta zona, lo que generará un espacio libre junto a la acera del lado norte que se destinará para terrazas de bares y cafeterías.

Ello liberará el espacio de la acera para viandantes y, de forma paralela, se suprimirá la regulación semafórica actual de los pasos de peatones que cruzan tanto la avenida de María Cristina como la plaza del Mercado, por lo que pasarían a tener preferencia máxima.

Este rediseño ya fue presentado a mediados de diciembre en la Mesa de la Movilidad, enmarcado en la hoja de ruta que busca consolidar en Ciutat Vella "un barrio vivo y dinámico, pero al mismo tiempo tranquilo y atractivo, de calles limpias, con preferencia peatonal, buena oferta comercial y un turismo respetuoso".

El objetivo es mejorar la accesibilidad general facilitando los movimientos peatonales y controlando el acceso de tráfico motorizado para que progresivamente sea reservado solo a residentes, reparto de mercancías y servicios públicos.

Además, buscan esa accesibilidad suprimiendo los itinerarios oportunistas a través del casco histórico y generando accesos a aparcamientos por itinerarios de entrada y salida más directos desde las rondas y mejorando la accesibilidad en transporte público.

Como resultado de esta actuación, la línea 28 de la EMT verá modificado su itinerario para evitar interferencias con el acceso al sótano del Mercado y se creará la nueva "parada del Mercat", en la isleta situada entre las calles de San Vicente y María Cristina.

En la avenida del Barón de Cárcer se mantendrá el carril de circulación habilitado en el sentido sur-norte desde la calle Garrigues, pero reservado exclusivamente para los autobuses de la EMT.

El acceso al aparcamiento de la calle Linterna y al sótano del Mercado Central se seguirá haciendo desde la avenida de María Cristina y el paso por la calle Botellas se reservará exclusivamente al autobús 81 para acceder a la calle de Murillo.

El concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, ha asegurado que con esta actuación, dan "un gran paso para ejecutar la tantas veces demandada reordenación de la movilidad en Ciutat Vella, y conseguir con ello que nuestro querido centro histórico tenga el mismo nivel de protección y bienestar que tanto envidiábamos de los de otras ciudades, pacificados desde hace décadas".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook