12 de febrero de 2016
12.02.2016
Medida

Los perros podrán entrar a una zona de playa en Pinedo tras modificar la norma

El ayuntamiento aprueba el cambio de la ordenanza que prohibía el acceso de canes

12.02.2016 | 16:46

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Valencia ha aprobado en su sesión de hoy el proyecto de modificación del artículo 35 de la Ordenanza de uso de las playas y zonas adyacentes, que hasta ahora prohibía «el paseo y la permanencia de cualquier tipo de animal en cualquier época del año». Con el cambio de la norma, los canes podrán entrar a las playas en las que expresamente se autorice su acceso y estén señalizas. La concejala delegada, Pilar Soriano, trabaja con los técnicos de su área para delimitar estos espacios, aunque según ha podido saber este periódico una de las zonas estará en la parte norte de la playa de Pinedo, aunque hay poblaciones como El Perellonet que también han solicitado un área para mascotas.

La ordenanza derogada, que databa de mayo de 2010, prohibía la entrada de perros a las playas excepto en un supuesto: quedaba autorizada expresamente la presencia y, por tanto, el tránsito desde el paseo marítimo, donde exista, o desde las zonas de aparcamiento, hasta las instalaciones de temporada, de perros lazarillos o de asistencia, siempre que vayan acompañados por la persona que tenga acreditada la necesidad de su uso, debiendo estar acreditados e identificados estos animales.

La nueva normativa es previsible que acabe con el término prohibición. Se permitirá pues la entrada de perros siempre que sea en las zonas de playa debidamente señalizadas, además de contemplar la autorización de animales de asistencia. Se trata de una vieja aspiración de Compromís que ya llevaba en su programa electoral y que ahora podrá llevar adelante.

Con esta modificación de la ordenanza, el gobierno del tripartito (Compromís, PSPV y Valencia en Comú) convierte así las playas valencianas en dogfriendly y se suma a iniciativas similares que se han llevado a cabo en otros municipios como Gandia. «Se señalizarán los tramos de playa donde se podrá entrar a los perros» y «estaremos vigilantes para que se cumpla la normativa de higiene y comportamiento público», especialmente, en lo que se refiere a la limpieza de los excrementos de los animales, señaló hace unas semanas la concejala Pilar Soriano a este periódico.

Los técnicos de la delegación de playas estudian ahora mismo qué zonas de la costa de Valencia reúnen las condiciones para declararlas aptas para mascotas. La opción más avanzada es la de Pinedo; la parte norte -la más cercana al Puerto- es la que finalmente podría señalizarse. Existen peticiones para hacerlo también en El Perellonet -con más de 25.000 vecinos en verano-, ya que numerosos propietarios han pedido al consistorio que delimite espacios para canes. Sin embargo, estas zonas podrían atraer también a personas que visitarían específicamente algunas playas por ser 'dogfriendly'.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook