19 de junio de 2017
19.06.2017
Urbanismo

Los vecinos proponen un Benimaclet Este sin viales y conectado a la huerta

El proyecto, asumido por el Ayuntamiento de València, prevé concentrar la edificabilidad en los extremos

19.06.2017 | 14:27

El Ayuntamiento de València ha hecho suya una propuesta de los vecinos de Benimaclet para resolver la urbanización del PAI de Benimaclet Este, el más viejo de València y actualmente inmerso en un proceso judicial entre el banco propietario de los terrenos y el agente urbanizador.

Esa propuesta, presentada esta mañana en el Ayuntamiento de València con presencia de los rectores de las dos universidades públicas y el alcalde, Joan Ribó, acaba con los viales en esta parte del barrio, impidiendo, fundamentalmente, la prolongación de la Avenida de Valladolid. De esa manera es posible configurar un gran espacio verde en el centro con equipamientos abiertos y huertos urbanos. Y en los extremos del PAI se concentraría la edificabilidad a la que tiene derecho el propietario al tratarse de suelo urbanizable.

El plan de 2003 prevé la construcción de 1.300 viviendas distribuidas longitudinalmente a lo largo de la Ronda Norte y ahora se propone concentrar esas viviendas en los extremo del parque con alturas progresivas que faciliten la integración con la zona verde. Si antes estaba previsto construir torres de 15 o 20 alturas, ahora sería igual o algo más, llegando incluso a las 25 alturas. La idea es integrar la ciudad con la huerta tambiñén a este lado de la Ronda Norte. Para sortearla, además, se recuperarían caminos y acequias.

El problema de todo esto es que los terrenos son privados y habrá que negociar con el propietario, cosa a la que ya se han mostrado dispuestos el alcalde de València, Joan Ribó, y el conceal de Desarrollo Urbano, Vicent Sarrià. Cuando se finalice el proceso judicial y se determine quién es el interlocutor válido habrá que hablar del proyecto y de edificabilidad, con la espeanza de rebajar alturas compensando al propietario con una urbanización sin viales y más amable cuyos costes serían inferiores a los actualmente proyectados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook