10 de enero de 2018
10.01.2018
Rascanya

El jardín de la ermita de Orriols toma forma sobre el viejo solar abandonado

Las obras han dado un paso adelante para convertir en zona verde casi 4.000 metros cuadrados

10.01.2018 | 09:17
El suelo rojizo domina buena parte del nuevo jardín.

El Jardín de l'Ermita d'Orriols, que tendrá una superficie de 3.965 metros cuadrados, avanza poco a poco en su construcción. Tal como explicó la concejala de parques y Jardines, Pilar Soriano, el parque «quedará integrado dentro de una serie de recorridos que identificaron los vecinos como antiguas calles y tramas del barrio en el proceso participativo 'Siembra Orriols' y que estructuran la composición de los diferentes espacios con los que contará este gran jardín».

Respecto al arbolado, se propone uno propio del entorno de las ermitas valencianas. Se van a plantar Celtis australis (almez) y Morus alba fruitless (morera), siguiendo las tramas propuestas de ordenación del jardín. En la zona del antiguo núcleo de Orriols, como si se tratara del arbolado de los antiguos patios, se disponen Citrus (naranjo), Citrus limon (limonero), Ficus carica (higuera) y Mespilus germanica (níspero).

Para completar la ordenación del nuevo jardín de la ermita, se hace resaltar la rampa de bajada en el jardín mediante la plantación de tres Cupressus sempervirens totem (ciprés) y un grupo de tres Phoenix dactylifera en la esquina sur, como fondo de la explanada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook