Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Generalitat contempla el CEIP Jaume I de Vinaròs como prioridad

Roig confirmó que las obras comenzarán esta legislatura y que la ampliación del IES José Vilaplana está en estudio

La Generalitat contempla el CEIP Jaume I de Vinaròs como prioridad

La Generalitat contempla el CEIP Jaume I de Vinaròs como prioridad

La construcción del colegio Jaume I de Vinaròs es prioritaria par la Generalitat Valenciana, mientras la ampliación del IES José Vilaplana está en estudio. Así lo comunicó ayer el director territorial de Educación, Robert Roig, durante su visita a la capital del Baix Maestrat para conocer de primera mano las necesidades en materia educativa de esta ciudad.

Roig dijo que, de no haberse cambiado los terrenos donde debe levantarse este colegio, «podríamos decir que se iniciarían las obras mucho antes». Unos terrenos que se cedieron durante el pasado mandato y aceptados por la Generalitat, que según el director territorial «cumplen las condiciones y ahora se iniciará la redacción del proyecto» Roig apuntó que «estamos seguros de que iniciaremos las obras en esta legislatura».

El colegio Jaume I se encuentra en aulas prefabricadas desde su constitución allá por el curso 2007-08. Arrancó como aula virtual en el patio del colegio Manuel Foguet, para después pasar a un terreno cedido por el ayuntamiento en la avenida Jaume I, cerca de donde se ha de levantar el centro, en el antiguo campo de fútbol Cervol.

Roig dijo en su visita al centro que «es prioridad absoluta de este gobierno acabar con los barracones y el colegio Jaume I en particular por la cantidad de años que lleva en estas aulas prefabricadas y por lo que ha tenido que soportar su comunidad educativa».

Respecto a la ampliación del IES José Vilaplana el nuevo gobierno se replantea la actuación en este centro que cuenta con varias aulas prefabricadas. Roig dijo que «hay que estudiar si se debe hacer una rehabilitación general del centro o una construcción nueva». Además, es necesario realizar en este centro, «algunas rehabilitaciones en temas de mantenimiento y eléctricos, porque si llegamos a la conclusión de que hay que construirlo de nuevo, mientras los alumnos estén allí tienen que estar en las mejores condiciones».

Robert Roig no quiso pronunciarse ayer respecto la Escuela Oficial de Idiomas, que en su día se anunció que se iba a construir en Vinaròs.

Compartir el artículo

stats