Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Suministro eléctrico

Cortan la luz de un local municipal de Riba-roja por conectarse al suministro público

El PSPV denuncia que el enganche ilegal del edificio de Masía de Traver se mantiene desde hace años

El PSPV denunció que Iberdrola ha ordenado el corte del suministro de luz en un edificio de titularidad municipal sito de la urbanización Masía de Traver de Riba-roja de Túria tras detectar que se había conectado de forma ilegal al alumbrado público desde hace años. Los socialistas critican que el ayuntamiento no haya actuado ni vigilado la situación del citado inmueble y censuran «la falta de diligencia de la concejala de urbanizaciones, María José Ruiz, del PP, por su miopía para atajar esta situación de ilegalidad». Según el relato socialista, técnicos de Iberdrola «se personaron en este edificio municipal y comprobaron que estaba conectado al alumbrado exterior sin ningún tipo de permiso, por tanto, ilegal y decidieron cortar el suministro eléctrico al edificio a pesar de que el titular es el propio ayuntamiento. El PSPV ha denunciado que esta situación, según los propios residentes, se arrastraba desde hace ya años ante la pasividad y la falta de control del consistorio».

El PSPV revela que el corte de luz «ha supuesto el cese inmediato de las actividades y actos que se desarrollaban en el interior de las instalaciones públicas desde hace años». El portavoz municipal Robert Raga tildó de «desastre» la labor de la concejala de urbanizaciones, María José Ruiz, del Partido Popular, „candidata a la alcaldía„ y del resto del equipo de gobierno «por su ineptitud para cuidar y vigilar las instalaciones que pagamos entre todos los contribuyentes gracias a tener los impuestos más altos de la comarca hasta el punto de pasar la vergüenza que una empresa suministradora haya decidido cortar la luz de un local público porque estaba enganchado de forma ilegal al alumbrado; con este penoso ejemplo el alcalde queda retratado ante el resto de ciudadanos y su credibilidad resulta seriamente dañada ante la opinión pública».

Compartir el artículo

stats