Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Planes

Diecisiete entidades de l'Horta piden planes que eviten la desaparición del patrimonio

Asociaciones y cuatro museos de artesanía se comprometen a crear una red de trabajo para sensibilizar a la administración

Durante la época del desarrollismo de los años 60 y 70 del siglo XX se produjo la destrucción de una parte importante del patrimonio de l'Horta, tanto ambiental como territorial y arquitectónico. Pero un balance de las décadas de democracia municipal refleja que el patrimonio sigue desapareciendo en la comarca o bien se acometen restauraciones impropias que desvirtúan monumentos y tramas urbanas. Ésta es una de las conclusiones de las jornadas organizadas el pasado fin de semana por el Museu Comarcal de l'Horta Sud, que reunieron a diecisiete entidades que trabajan en la defensa del patrimonio desde diferentes ámbitos junto a cuatro de los museos de artesanía y etnografía de la comarca y algunos expertos individuales. Además de una serie de ponencias centrales, se organizaron grupos de trabajo y talleres.

El investigador y colaborador de Levante-EMV, Tomás Roselló, apuntó en la jornada que la solución para evitar que dentro de 30 años vuelva a hacerse otro balance negativo „«el patrimonio no es infinito y aunque aún se conserva una buena muestra, cada vez está más herido de muerte», dijo„ es «impulsar catálogos de elementos protegidos adecuados y rigurosos, unido a planes comprometidos de conservación». Para fomentar en los ayuntamientos y en otras administraciones supralocales una mayor sensibilidad por el patrimonio, las entidades coincidieron en que es necesario trabajar en red para «aprovechar las sinergias» porque, hasta la fecha este movimiento asociativo está «demasiado atomizado».

En concreto, se acordó constituir una Xarxa d'Entitats pel Patrimoni, en la que tengan cabida entidades públicas y asociaciones, como red de trabajo para compartir experiencias, coordinar acciones y dar solución a los asuntos que se aborden en las jornadas. Uno de las situaciones que pretenden revertir es la «desconexión entre la administración y las entidades que estan trabajando por el patrimonio».

Una de las ponencias centrales estuvo a cargo de Per l'Horta. Sus representantes presentaron la creación de una de base de datos de la huerta distribuida por zonas con delegados y equipos de trabajo, de tal manera que se puedan identificar elementos patrimoniales como motores, alquerias o barracas, y los cultivos de los campos.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats