Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gestión

Un ayuntamiento privatizado

El alcalde de Torrent denuncia que el consistorio del PP contrató empresas para gestionar servicios como abrir o cerrar el campo de fútbol municipal o el teléfono de atención ciudadana

Un ayuntamiento privatizado

Un ayuntamiento privatizado

«Torrent es una ciudad con un presupuesto que supera los 50 millones de euros pero su gestión es indirecta en muchas áreas». Así justifica el alcalde Jesús Ros la creación de una comisión informativa, aprobada la pasada semana, que pretende analizar uno por uno los «70 u 80 convenios firmados» entre el consistorio de la época del PP y entidades y empresas.

Ros, durante un desayuno con la prensa, explicó que el órgano tiene como objetivo velar por los intereses de los ciudadanos, saber en qué se gasta el dinero» el consistorio y «si es necesario ese dispendio». El alcalde puso varios ejemplos.«Hay una empresa que abre y cierra los campos de fútbol y se le paga por ello y hay otra empresa que gestiona el teléfono de atención ciudadana 010. ¿Es necesario pagar 90.000 o 100.000 euros por atender llamadas telefónicas para responder cuándo abre el auditorio? Pues eso es lo que queremos analizar: si es útil todo lo que pagamos», detalló. Pero hay muchos más casos como la gestión del Auditorio, del campo de Sant Gregori, la iluminación, seguridad o tareas de mantenimiento, detalló el portavoz socialista Andrés Campos.

La comisión, que arrancará con el nuevo año, estará compuesta por un representante de cada grupo municipal (PSPV, PP, Compromís, Ciudadanos y Guanyant Torrent) y por el secretario del Ayuntamiento. «Depende del convenio que se analice se requerirá la presencia de un técnico del área correspondiente para que dé todas las explicaciones pertinentes», explicó Ros, que espera que el PP asista a la comisión aunque votó en contra de su creación. El alcalde ironizó sobre las críticas populares a la fiscalización del nuevo gobierno respecto a los convenios con Nova Vida afirmando que uno «hila muy fino cuando gestionan otros pero cuando le afectan a uno casos sobre su gestión la cosa cambia».

Ros dejó claro que colectivos o empresas gestionen servicios «no es ni bueno ni malo, es una manera de gestionar que se ha hecho durante años» y vaticinó que «casi seguro más de un 90% de los convenios suscritos seguirán». El munícipe torrentino no quiso avanzar si el acuerdo con Nova Vida será el primero que analizará la comisión ya que «habrá convenios que vencerán en febrero o marzo y esos serán los que habrá que fiscalizar en primer lugar para ver si se prorrogan».

Cesión a entidades privadas

Lo mismo ocurre con la cesión de determinados espacios a entidades de la ciudad. «Tenemos que analizar a cambio de qué se firman determinadas cesiones, si la entidad ha hecho todo lo que se comprometió a hacer en su día...», explicó Andrés Campos. El edil insistió en que la finalidad de la comisión «no es que se vayan a remunicipalizar los servicios sino tener un mayor control sobre la gestión municipal».

Compartir el artículo

stats