Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Ayuntamiento de Alcoi impulsa la demolición de seis casas para evitar nuevos derrumbes tras el temporal

Se trata de una medida preventiva en los edificios más deteriorados mientras siguen adelante las revisiones - Las arcas municipales destinan 410.000 euros para mejorar inmuebles y realizar derribos subsidiarios

El Ayuntamiento de Alcoi impulsa la demolición de seis casas para evitar nuevos derrumbes tras el temporal

El Ayuntamiento de Alcoi impulsa la demolición de seis casas para evitar nuevos derrumbes tras el temporal

El Ayuntamiento de Alcoy ha decidido impulsar el derribo de seis casas, cinco de ellas en el casco antiguo, para evitar nuevos derrumbes tras el último temporal. Se trata de una medida preventiva mientras siguen adelante las revisiones a cargo del Instituto Valenciano de la Edificación. Las arcas municipales destinarán 410.000 euros tanto para la adquisición y mejora de inmuebles como para realizar demoliciones con carácter subsidiario.

Tal y como se ha venido informando, la borrasca Gloria causó estragos en el casco antiguo de Alcoy, con derrumbes que afectaron a un total de siete inmuebles.

Este hecho propició que el Ayuntamiento solicitara la intervención del Institituto Valenciano de la Edificación, que en colaboración con técnicos municipales están revisando los cerca de 500 edificios del centro de más de 50 años de antigüedad. De entre todos ellos, se han identificado un total de 79 que presentan riesgos estructurales de diversa consideración, justo por los que se han iniciado las revisiones.

A la espera de los resultados definitivos, el Consistorio ha decidido pasar a la acción y acometer el derribo de seis casas que ya tenían el calificativo de ruina inminente, con la finalidad de evitar nuevos derumbes. Se trata, en concreto, de dos de la zona de Algezares, uno de los cuáles ya sufrió un desplome, otros dos situados entre la calle San Mateo y la Placeta Les Eres, y otro de la calle San Juan. A todos ellos, ubicados en el casco antiguo, hay que sumarle un sexto en la zona de Caramanchel, en el barrio de la Zona Norte. Los trabajos ya están en curso.

Paralelamente, el Ayuntamiento tiene previsto dedicar 410.000 euros a paliar las consecuencias de la borrasca. En el último pleno, además de aprobarse el presupuesto municipal, también fueron aceptadas dos modificaciones de crédito en este sentido. Dos de ellas, a propuesta de Podemos, son para la adquisición de inmuebles y la mejora de edificios municipales. Ciudadanos, por su parte, propuso aumentar la partida dedicada a la demolición de edificios a cuenta de terceros.

La concejala de Urbanismo, Lorena Zamorano, explica que el Consistorio «va a seguir contactando con los propietarios para que ejecuten los trabajos, porque esa es su obligación y responsabilidad. En caso de que se desatiendan los requerimientos y el estado de las casas suponga un peligro, será el Ayuntamiento el que intervenga de forma subsidiaria».

Zamorano, asimismo, señala que el resultado de las revisiones realizadas por los técnicos están siendo comunicadas a los dueños de las fincas para que acometan las actuaciones necesarias en cada caso.

Otra medida que se ha adoptado por parte del gobierno municipal ha sido la creación de un gabinete interdepartamental, del cual forman parte el alcalde, Toni Francés, así como los concejales y jefes de los departamentos de Arquitectura, Urbanismo, Patrimonio y Obras y Servicios. Este gabinete tiene como objetivo coordinar todas las actuaciones que vayan a desarrollarse a escala urbanística en el centro de la ciudad de cara a su recuperación.

Compartir el artículo

stats