Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Terrenos propicios para vertidos ilegales

Una caldera tirada y basura. | J.C.

Una caldera tirada y basura. | J.C.

Abandonar un huerto no sólo supone perder patrimonio agrícola, paisajístico, o aumentar el riesgo de incendios forestales, también convierte a esa parcela en terreno propicio para que ciertos incívicos lo consideren como un vertedero ilegal, tirando todo tipo de trastos, muebles, restos de obra o incluso electrodomésticos. Esto también perjudica a las partidas colindantes que siguen en producción, porque la contaminación puede filtrarse de un campo a otro. Oliva ha instalado recientemente cuatro cámaras de vigilancia en partidas agrícolas para evitar robos y otros delitos.

Compartir el artículo

stats