30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

José Haba Rubio: "Los problemas con el sueño nos acercan a la muerte"

El doctor asegura que, con los años, «existe un riesgo elevado para el corazón, la tensión y el cerebro»

José Haba Rubio: "Los problemas con el sueño nos acercan  a la muerte"

José Haba Rubio: "Los problemas con el sueño nos acercan a la muerte"

Haba Rubio ha venido desde Suiza con su moto para presentar en España «Sueño con dormir» después de tener hasta cuatro ediciones en la tirada francesa que se estrenó el año pasado. El médico valenciano está especializado en neurología y trabaja en el Centro de Investigación y Estudio del Sueño de Lausana junto a Raphaël Heinzer, coautor de la publicación.

¿Cómo surge la idea de escribir sobre el sueño?

Me dedico a investigar el sueño y sus trastornos y no hay muchos libros que traten el sueño desde el punto de vista científico. Solo hay muchas obras de recetas para dormir bien sin un fundamento científico razonable.

¿Cuántas partes tiene su nueva publicación?

Tiene cuatro partes. Una es la fisiología del sueño, es decir, para qué sirve y cómo ha evolucionado. La segunda fase son los casos clínicos donde describimos las diferentes enfermedades del sueño y su tratamiento. La tercera son los mitos y realidades sobre el sueño y la última tiene una serie de consejos y cuestionarios para saber si existe riesgo de padecer las enfermedades del sueño.

¿En qué conocimientos científicos se basan Heinzer y usted?

En un estudio llamado «Hypnolaus» donde hemos estudiado el sueño de 8.000 personas de Lausana. La ciencia se ha interesado por el sueño, un hecho que antiguamente pasaba desapercibido porque se trataba como un fenómeno pasivo, pues consideraban al sueño como una pequeña muerte, como una especie de intervalo donde no ocurría nada y, además, no tenían técnicas sofisticadas para analizarlo.

¿Qué técnicas habéis utilizado para estudiar el sueño?

El electroencefalograma de alta resolución nos permite ver qué partes del cerebro se activan o desactivan durante el sueño y, las técnicas de imagen como la resonancia magnética, sirven para observar su funcionamiento exacto.

¿Qué resultados habéis obtenido a través de esas técnicas?

Hemos visto que cada parte del cerebro duerme de manera distinta y aporta diferentes funciones al sueño. El cerebro en sí está sincronizado gracias al núcleo supraquiasmático que tenemos detrás de los ojos pero cuando este núcleo no funciona bien llegan los fenómenos como el sonambulismo, los terrores nocturnos o las alucinaciones.

¿Cuáles son las funciones principales del sueño?

Hay dos funciones mayores. En primer lugar, encontramos la restauración cerebral porque durante el día nuestras neuronas generan metabolismos tóxicos que gracias a la acción de dormir se eliminan. La otra función es la consolidación en la memoria de todo lo que se aprende durante el día. Del mismo modo, el sueño regula el funcionamiento para que sea más eficaz. El sueño regula la secreción de la hormona del crecimiento, el metabolismo y si se duerme mal, también tenemos tendencia a engordar.

¿Cuáles son los problemas más frecuentes del sueño?

El insomnio y la apnea. En el libro también contamos que un tercio de la población adulta sufre sueño de mala calidad y nos basamos en una investigación que hemos hecho en Lausana a miles de personas donde el 50 % de los hombres y el 25 % de mujeres tienen apneas.

¿Cómo se pueden solucionar esas dificultades?

En primer lugar, hay que consultar con el médico de cabecera, algo que no se suele hacer porque la sociedad cree que dormir mal, con el ritmo de vida que llevamos, es normal. En la medicina del sueño intentamos evitar los somníferos. Son buenos medicamentos pero crean adicción. Nosotros utilizamos la terapia cognitivo-conductual, orientada al sueño. Comprendemos aquello que impide dormir y cambiamos los comportamientos para que el cerebro aprenda de nuevo a conciliar el sueño.

¿Cómo lográis ese cambio de comportamiento?

Con una privación relativa del sueño. Pedimos a la persona que se meta en la cama lo más tarde posible y le obligamos a levantarse lo más pronto posible para que el sueño sea más corto pero más continuo. La continuidad y calidad del sueño es más importante que la cantidad. Para llegar a ello, incorporamos técnicas de relajación, de autohipnosis. Dormir mal nunca es normal y siempre debemos encontrar una solución.

¿Qué enfermedades pueden producir los problemas con el sueño?

Dormir mal nos acerca a la muerte. Los trastornos del sueño son factor de riesgo elevado para el corazón, la tensión y los accidentes cerebro-vasculares si se repiten durante años porque crean mucho estrés. Hay dos sistemas en el cerebro que regulan el sueño. El sistema que produce la vigilia y el sistema que produce el sueño. Si no dormimos vamos a acumular una necesidad de dormir y para estar despiertos vamos a activar nuestro sistema de estrés a unos niveles enormes.

¿Cuáles son esas normas a seguir para tener una higiene del sueño?

Hay que respetar el sueño y conocer las horas que nos hacen falta dormir para estar bien al día siguiente. En vacaciones tampoco hay que alargar las horas de dormir porque el cerebro debe saber que la cama es el lugar donde se duerme y no donde se ve la televisión.

Compartir el artículo

stats